Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cirugía de tiroides sin cicatriz es posible en México, hay pocos especialistas

El reconocido oncólogo Manuel Acuña Tovar es uno de los pocos especialistas que la practican.
miércoles 25 mayo 2022
Manuel Acuña Tovar
Manuel Acuña Tovar es uno de los pocos médicos especialistas en México que practican este tipo de cirugía sin dejar cicatriz.

La glándula tiroides se encuentra en la parte frontal del cuello, su forma se asemeja a la de una mariposa y sus funciones consisten en producir, almacenar y liberar hormonas, las cuales influyen en la actividad de casi todas las células del cuerpo y controlan el metabolismo.

Cualquier disfunción de la glándula puede derivar en varias enfermedades, entre ellas: Bocio (agrandamiento de la tiroides), Hipertiroidismo (cuando produce más hormona tiroidea de lo que el cuerpo necesita), Hipotiroidismo (cuando no produce suficiente hormona tiroidea), cáncer de tiroides, nódulos, y tiroiditis (inflamación).

Publicidad

Para atender cualquiera de estas alteraciones existen médicos como Manuel Acuña Tovar, quien tiene una subespecialidad en cirugía oncológica en el Hospital General de México, avalada por la UNAM, y cuenta con un certificado en Cirugía de Mínima Invasión en Tiroides y otro de Cirujano Oncólogo en Tumores de Cabeza y Cuello, entre otros títulos.

En el Día Mundial de la Tiroides, cuyo propósito consiste en divulgar información y crear conciencia acerca de la importancia de esta glándula, el especialista con 12 años de experiencia como oncólogo, explicó a Quién en entrevista, que es la mujer quien generalmente, entre los 30 y 40 años, suele presentar diversos problemas con su glándula tiroides, entre ellos, tumores benignos o malignos que pueden derivar en una cirugía, la cual, por lo regular deja una cicatriz.

Día Mundial de la Tiroides
Día Mundial de la Tiroides

Sin embargo, Manuel Acuña Tovar es uno de los pocos especialistas en México que realizan este tipo de operación sin alterar el aspecto físico de la paciente.

“Una cicatriz frente al espejo te recuerda que en algún momento tuviste algo y aunque muchas personas lo toman como algo positivo, para otras, esta situación cosmética representa algo no muy agradable”, comentó Acuña Tovar. De ahí que, desde hace dos décadas comenzaron a idearse otras técnicas para que la cicatriz, tras una cirugía de tiroides, no sea visible en el cuello.

“Hubo técnicas por laparoscopía a través de la axila y las glándulas mamarias, pero terminaban por ser heridas muy invasivas, por lo que hace aproximadamente seis años, se diseñó una tecnología diferente de abordarlo y es a partir de la boca por detrás del labio”, indicó.

 

Esta técnica, explicó el médico, garantiza que no haya una herida en la piel y la paciente se recupera mucho más rápido. “A los tres o cuatro días, su cuello ya no está inflamado y está como si nada; sobre todo, no existe una cicatriz visible. Esto aplica desde un nódulo benigno pequeño hasta un cáncer de tiroides que está avanzando”.

Para conocer y aplicar este tipo de técnica, Manuel Acuña Tovar viajó a Italia y se preparó con el especialista que la diseñó. En la actualidad, él y otros pocos oncólogos del Centro Médico Siglo XXI y del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) la practican, por lo que el volumen de pacientes para él es muy alto. Son entre 50 y 60 cirugías al año, más las que se realizan de manera convencional.

Manuel Acuña Tovar
Médico oncólogo, Manuel Acuña Tovar.

“Sí es algo que se debe realizar con cierta delicadeza y paciencia, con instrumentos de laparoscopia en una zona donde hay que calcular milímetro a milímetro cúbico porque son estructuras muy importantes que se pueden dañar si no lo haces correctamente”, subrayó.

Manuel Acuña Tovar, quien es médico adscrito al servicio de oncología en Centro Médico ABC y en el Hospital Español de México, dijo que hoy en día, los ginecólogos, a través de las consultas, aprovechan para revisar mediante un breve ultrasonido a sus pacientes a fin de detectar a tiempo si existe alguna alteración en su tiroides.

“El cáncer de tiroides en nuestro país, no representaba más del 5 por ciento de los tumores al año, pero hoy es la quinta causa de cáncer. No es que se estén presentando más casos, sino que no se detectaban de manera oportuna y ahora sí. Por fortuna, hoy se resuelven de una manera relativamente sencilla”, concluyó.

 
Publicidad
Publicidad