La ironía detrás del look de la ganadora al Oscar por Mejor Vestuario

La diseñadora del vestuario de Mad Max: Fury Road recibió su premio con un outfit poco adecuado para una ceremonia tan glamourosa como ésta y resultó paradójico ante el título del reconocimiento.
La diseñadora del vestuario de Mad Max: Fury Road recibió su premio con un outfit poco adecuado para una ceremonia tan glamourosa como ésta y resultó paradójico ante el título del reconocimiento.
 La diseñadora del vestuario de Mad Max: Fury Road recibió su premio con un outfit poco adecuado para una ceremonia tan glamourosa como ésta y resultó paradójico ante el título del reconocimiento.  (Foto: Getty Images)

Jenny Beavan es una reconocida diseñadora de vestuario y ha ganado varios premios a lo largo de su carrera, incluso un Oscar por su participación en la película A Room with a View hace 20 años. Sin embargo, en la entrega de los premios de la Academia de este año, la diseñadora decepcionó por recibir el Oscar por su trabajo en Mad Max: Fury Road con un look desaliñado. Algunos de los actores a los que vistió para esta película fueron Tom Hardy, Charlize Theron, Zoë Kravitz, Rosie Huntington-Whiteley y Riley Keough. Su contrincante más fuerte era el español Paco Delgado, por sus diseños para The Danish Girl.


La diseñadora lució desaliñada y desarreglada
 La diseñadora lució desaliñada y desarreglada  (Foto: Getty Images)

No es noticia que a Jenny no le llame mucho la atención el glamour de Hollywood, pues el director y escritor Stephen Fry, se refirió a ella como “a bag lady” (pordiosera) en la premiación de los BAFTA de 2016. Al ser una diseñadora de vestuario tan reconocida, verla llegar a un evento de la talla de los Oscar con pantalones negros, blusa azul marino, chamarra de piel con aplicaciones, bufanda y pelo messy, es un shock completo.

Notas Relacionadas:

En entrevista con la edición norteamericana de Vanity Fair cuenta que trabajar en esta película fue una experiencia completamente diferente a lo que está acostumbrada a hacer y compartió con ellos una divertida anécdota con Charlize Theron: "Cuando le hicimos la prueba de vestuario en Nimbia, Charlize se midió el corset y me dijo: `es muy cómodo´, saqué mi lado inglés y le dije `bueno, hemos trabajado para hacerlo...´ y me interrumpió diciendo: `sólo toma el cumplido, bitch´". La también diseñadora del vestuario de The King´s Speech no ha sido la única criticada por los medios en la edición 88 de los premios de la Academia, otras personalidades que han dividido opiniones por sus vestidos han sido Amy Poehler en Andrew GN, Mindy Kaling en Elizabeth Kennedy y Kerry Washington en Versace.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas