Otro desplante de Justin Bieber: Abandona un concierto en Oslo

El cantante pop abandonó un concierto tras interpretar sólo una canción; se justificó asegurando que ha sido una "semana difícil".
El cantante pop abandonó un concierto tras interpretar sólo una canción; se justificó asegurando que ha sido una "semana difícil".
 El cantante pop abandonó un concierto tras interpretar sólo una canción; se justificó asegurando que ha sido una "semana difícil".

Luego de su polémica visita a España, donde abandonó una entrevista radiofónica y se mostró apático al asistir como invitado a "El Hormiguero", Justin Bieber volvió a tener un desplante con su público. La noche de este jueves abandonó un concierto en Oslo tras interpretar sólo una canción. El show parecía fluir con normalidad hasta que el astro pop intentó limpiar agua que había en el escenario con una playera. En ese momento, las fans que estaban cerca intentaron tomar la prenda impidiendo que él limpiara, hecho que lo molestó y por el que se retiró del escenario molesto. "¿Qué hacen? Paren. He dicho que paren. Escúchenme. Estoy intentando limpiar el suelo", expresó a sus fans en un tono autoritario para después rematar: "Olvidenlo, he terminado. No voy a seguir con el show".

Tras el desplante, el canadiense recurrió a las redes sociales para justificarse: "Tristemente ha sido una semana difícil para mí, muchos días sin dormir, mientras tengo que estar 'listo', como ellos dicen, para las cámaras, fans, etc. De ninguna manera quise ser grosero, pero decidí terminar el show cuando vi que las personas de la primera fila no escuchaban. Espero que la gente sepa de dónde vengo. No siempre manejo las cosas de la manera correcta, pero soy humano y estoy trabajando en ser mejor respondiendo que reaccionando. Desgraciadamente, hay personas que se vieron afectadas por cómo soy. Lo siento mucho por las personas que estaban atrás del público y por todo aquel al que pude ofender. Siento también haber hecho perder su tiempo a la gente que veía el concierto por la televisión. Me aseguraré de arreglarlo la próxima vez. Con amor, Justin". De igual forma, su compañía también ha pedido disculpas: "Estamos muy arrepentidos de lo ocurrido. Parecía que iba a ser una noche agradable hasta que pasó esto", declaró Gjermund Moastuen, director de marketing de Universal Music en Noruega.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas