“Fue difícil crecer sin mi mamá pero siempre fue mi impulso” María Levy

La hija de Mariana Levy nos sorprendió con su madurez a sus 19 años. Platicamos con ella durante el shooting -y su debut en revistas- para nuestra edición de las niñas más guapas.
La hija de Mariana Levy nos sorprendió con su madurez a sus 19 años. Platicamos con ella durante el shooting -y su debut en revistas- para nuestra edición de las niñas más guapas.
 La hija de Mariana Levy nos sorprendió con su madurez a sus 19 años. Platicamos con ella durante el shooting -y su debut en revistas- para nuestra edición de las niñas más guapas.

El 29 de abril de este año se cumplieron diez años desde el día en el que la actriz, conductora e hija de Talina Fernández, Mariana Levy, perdió la vida tras sufrir un infarto provocado por el susto que le causó un asalto en Lomas de Chapultepec mientras se encontraba con sus hijos en un automóvil.


María y su mamá en una foto compartida en Instagram por María. `Todo lo que soy y espero ser te lo debo a ti´, escribió.
 María y su mamá en una foto compartida en Instagram por María. `Todo lo que soy y espero ser te lo debo a ti´, escribió.  (Foto: Instagram/MariaLevyy)

Era imposible no sentirse conmovido, no sólo por la tragedia del hecho, Mariana tenía 39 años al momento de su muerte, sino porque dejaba a tres hijos pequeños, María de entonces 9 años, producto de su relación con Ariel López Padilla, y los más pequeños Paula y José Emilio, hijos que tuvo con José María Fernández, “El Pirru”. El mundo artístico se unió para expresar sus condolencias tanto a la querida Talina Fernández como a toda su familia.


`Por siempre, te amo´, escribió María hace unas semanas junto a esta imagen.
 `Por siempre, te amo´, escribió María hace unas semanas junto a esta imagen.  (Foto: Instagram/MariaLevyy)

Luego del lamentable suceso se tomó la decisión de que Paula y Emilio vivieran con su papá en Cancún y María viviera con su abuela materna en la Ciudad de México. Con visitas frecuentes, María se mantuvo en contacto con sus hermanos durante los siete años que vivieron allí, visitas de las cuales, la cuenta de Instagram de María ha dejado registro.

“Es increíble tener en mi vida a alguien que me hace sonreír aún cuando no está alrededor”, escribió María en una foto con Paula en esta red hace varias semanas.


María con Paula, su media hermana, durante uno de sus viajes a Cancún.
 María con Paula, su media hermana, durante uno de sus viajes a Cancún.  (Foto: Instagram/MariaLevyy)

María se convirtió en una guapísima adolescente llena de planes, acaba de terminar la preparatoria y quiere estudiar Mercadotecnia y Publicidad en Centro, está convencida de que necesita tener una carrera. Todavía no está segura de querer dedicarse al medio artístico pero sabe que de hacerlo tendría que prepararse muy duro.

Parece imparable y es que asegura tener claro cuál es el secreto: “La vida es como tú la ves, ser feliz es un decisión, no es una situación. Tú decides si quieres ser feliz o no, tú decides cómo quieres vivir la vida”.

Para tristeza de sus -seguramente- miles de galanes, María está enamoradísima de su novio, Diego Carrión de 27 años, a quien conoció porque iban al mismo gimnasio y con quien comparte su pasión por viajar.


María con su novio, Diego Carrión, en Punta Mita.
 María con su novio, Diego Carrión, en Punta Mita.  (Foto: Instagram/MariaLevyy)

En entrevista durante su primera sesión de fotos para una revista, María nos dejó claro que tiene los pies muy bien puestos sobre la tierra.

¿Quién ha sido el eje de tu crecimiento? “Mi mamá. O sea sí, ya no la tengo ahorita, llevo mucho tiempo sin ella, fue difícil la etapa en la que tuve que crecer pero fue justo eso lo que me ayudó. Ella siempre fue mi impulso, todo lo que ella me enseñó estando con ella, todo lo que la gente me cuenta de ella, todo lo que sé, todo lo que hizo, me inspira, y es gracias a todo lo que he vivido que he crecido tanto y eso me hace muy feliz porque veo la vida diferente, no me complico tanto, veo las cosas como son. Todos los valores que tengo me los inculcó, claramente, mi mamá.

Relacionadas:

¿Cuáles dirías que son los tres valores principales que te dejó? La humildad ante todo. Siempre fue lo primero, yo nunca desprecio a nadie. Eso es lo primero, tratar a todos por igual, por ningún motivo se vale hacer diferencias. También, la seguridad, me enseñó a siempre ser muy segura de mí misma y finalmente buscarle el lado bueno a la vida: puede presentarse la situación más difícil pero hay que buscar hasta la cosa más sencilla, el detalle más insignificante para hacer la diferencia hacia algo positivo.

Durante una entrevista realizada hace algunos meses, al ser cuestionada sobre las sexys fotos que María comparte en sus redes, Talina Fernández declaró: “Ella ya está acabando su prepa. En junio (2015) se gradúa y ya puede hacer lo que le dé la gana. Yo no he visto las fotos que sube a internet porque no manejo la computadora. Sólo vi una en una revista. Si se quiere fotografiar en traje de baño, que lo haga. ¡Yo con ese cuerpo me retrataba sin traje de baño!”, dijo. Estas declaraciones fueron interpretadas por algunos medios como si Talina le estuviera dando permiso a María de posar sin ropa. Al respecto de la relación con su abuela, María nos contó:

¿Cómo es la relación con tu abuela? Es buena. Sí ha sido difícil, es mucho más grande que yo, vivió una vida muy difícil también, y juntas vivimos una etapa muy complicada pero hemos logrado salir adelante muy bien y yo le agradezco infinitamente porque yo no sería quien soy hoy si no hubiera estado ella. La respeto mucho, sé que me apoya en todo y de repente puede que llegue a decir cosas que pueden ser malinterpretadas pero yo sé que ella lo dice en buena onda, por eso los comentarios que luego se echa y digo: “ah, pues qué buena onda”, pero lo tomo como es y no dejo que me afecte lo que se dice.

¿Te has sentido presionada para dedicarte al medio artístico? Mira, de chiquita me encantaba la idea. Yo decía: “quiero ser actriz y cantante” pero, ¿de dónde? claro que rompo todos los espejos con mi voz pero me encantaba y luego hubo una etapa que ya era tanta la presión que me dejó de gustar. Me presionaban mucho pero no por mí sino por otras cosas, no porque yo hubiera hecho algo y eso era lo que me frustraba que me daba coraje, ó sea yo decía: “me lo quiero ganar yo”.

¿Te refieres al morbo? Sí, por morbo porque ya sabes cómo son y pues teniendo a mis papás, y a mi abuela, me buscaban por ellos y eso me molestaba. Y eso me creó un trauma y un odio cañón. Mucho tiempo lo negué completamente dije: “no nada que ver nunca me voy a dedicar a nada de eso” y ahorita llegué a un punto de vida donde me di cuenta que sí me gusta, sí me veo en eso. No necesariamente cantando, no sé si actuando, eso no lo he pensado pero no sé... sí quisiera tener algo que ver porque sí me gusta y ya me di cuenta y ya acepté el hecho de que sí puedo llevar un muy buen camino por ahí y ya lo estoy haciendo más por mí.

¿Sientes que tienes que demostrar algo? No, yo no tengo que demostrar nada, yo sólo me tengo que demostrar a mí y a mí ya me demostré creciendo. Estoy lista, estoy preparada para lo que venga y pues le voy a enseñar al mundo quién soy yo y voy a ser yo y no voy a tratar de ser nada que no soy.

¿Tomarías una oportunidad en el modelaje? Sí, tal vez sí me gustaría. Me encanta la moda y la fotografía. Sé que me tengo que preparar, las fotos que me han tomado me las toma mi novio o mi hermanita o sea nunca he hecho nada profesional para mí pero me gustaría. Lo que hicimos con Quién® me encantó, estuvo muy padre y sí me veo, lo disfruto.

¿Quiénes son el motor de tu vida? Mis hermanos, Paula y José Emilio; mi mejor amiga, Natalia García; mi novio, Diego; y mi tía, Gabriela Rodríguez. Ellos son mi motor 100%.

¿Cómo te ves en diez años? No quiero ser mamá joven, tengo muchas cosas que quiero hacer, quiero prepararme mucho, tener mi propia empresa de mercadotecnia, tengo ganas de, en un futuro, tener una fundación e ir a comunidades indígenas y ayudar, promover la educación, quiero tener una empresa de mercadotecnia y dirigirla a eso, a causas, o sea sí quiero hacer un cambio en el mundo, hacer algo bueno.


María confiesa que le apasiona la moda y no descarta la posibilidad de convertirse en modelo en un futuro.
 María confiesa que le apasiona la moda y no descarta la posibilidad de convertirse en modelo en un futuro.  (Foto: Instagram/MariaLevyy)
Las niñas guapas 2015.
 Las niñas guapas 2015.  (Foto: Tito Trueba)
Newsletter
Ahora ve
No te pierdas