Paula Arango quiere conquistar Nueva York con su joyería

Por ahora es un sueño, pero dentro de muy poco tiempo la diseñadora pretende romper las fronteras del arte mexicano con su firma Pausa.
Por ahora es un sueño, pero dentro de muy poco tiempo la diseñadora pretende romper las fronteras del arte mexicano con su firma Pausa.
 Por ahora es un sueño, pero dentro de muy poco tiempo la diseñadora pretende romper las fronteras del arte mexicano con su firma Pausa.  (Foto: Angélica Chema)
De su pasión por las piedras preciosas nació su empresa.
 De su pasión por las piedras preciosas nació su empresa.  (Foto: Angélica Chema)

A pesar de que el apellido Arango tiene gran peso, debido a que tanto don Manuel como su esposa Marie Thérèse han sido personas ilustres en México por su labor filantrópica, Paula ha brillado con luz propia.

Eso sí, seguramente su talento fue heredado, pero los méritos se los ha ganado gracias a su trabajo. De profesión es diseñadora industrial, aunque desde el comienzo se inclinó al mundo de la joyería porque es amante de las piedras preciosas.

"Una joya tiene que ser una piedra natural, eso es lo que le da la magia... Hace unos años me encontré con mi ex socia Isabel de Llano (hija del productor Luis de Llano), quien me confirmó mi pasión por las piedras, fue un proceso natural, la vida te va llevando a donde estás ahora", nos cuenta en entrevista la diseñadora.

El mayor reto de Paula fue convertir su hobby en un empleo, para ella representó la seriedad y el compromiso consigo misma. Es una mujer que se atreve y que cumple sus sueños, por ahora sólo uno invade su mente.

"Traigo una idea muy padre con mi familia, no sé si la esté regando al chismearla desde ahorita. En enero regreso a Nueva York para poner una tienda en la que se venderán objetos de diseño mexicano y, por supuesto, mis joyas. Si lo logro me sentiré muy orgullosa porque hemos trabajado mucho en esto", dice.

Por ahora su línea joyera es pequeña, ella a la cabeza y dos trabajadores, pero con este proyecto pretende comenzar a crecer. "También tengo una propuesta de expandirme a Sudamérica, nada está concretado porque aún somos pocos", agrega.


En cada una de sus piezas plasma sus emociones.
 En cada una de sus piezas plasma sus emociones.  (Foto: Angélica Chema)

Paso a paso

Paula tiene un mes en México, se fue a Nueva York a tomar un curso de joyería en la LTD Jewelry, una escuela con más 70 años de tradición familiar. "Me encantó porque realmente me enseñaron las bases de la joyería, a trabajar el metal y la cera, soldar e inyectar la plata", comenta la diseñadora.

Después de este curso su creatividad se disparó y creó una línea de anillos de plata y oro, la diferencia es que esta ocasión ella hizo todo el proceso.

La creativa, quien además es considerada una de las mujeres más guapas de México, se inspira en las piedras para confeccionar sus piezas, a diferencia de otros diseñadores que primero esbozan y luego construyen.

"Pausa tiene joyas para señoras y jóvenes, además de una variedad de estilos y precios. La línea está enfocada a gente con personalidad porque son piezas de peso, para las mujeres que se atreven", dice la diseñadora.

A pesar de la diversidad, el común denominador en los diseños de Paula es el equilibrio entre la elegancia de las piedras preciosas y lo contemporáneo. Cada temporada la creativa innova con distintos materiales para darle `color´ a su marca.


Estudió cinco meses en Nueva York para perfeccionar su técnica.
 Estudió cinco meses en Nueva York para perfeccionar su técnica.  (Foto: Angélica Chema)

Orgullo mexicano

Si Paula logra posicionarse en el mercado anglosajón será un gran logro profesional, aunque en su país sus diseños son cotizados por las damas de sociedad. Este año participa en el Bazar Gilberto, Origen y Educa. En el primero le fue muy bien, terminó vendiéndolo casi todo, así que ya prepara nuevos modelos para los regalos decembrinos.

Acostumbra a modelar sus creaciones, hay una que nunca se quita. Se trata de una cadena corta de oro con un cuarzo discreto. Y su joya preferida es un collar hecho de rubí, peridoto y labradorita con varios milagros.


Su perrito mezcal siempre está con ella, aún cuando está en el taller confeccionando las piezas.
 Su perrito mezcal siempre está con ella, aún cuando está en el taller confeccionando las piezas.  (Foto: Angélica Chema)

"Mi mamá es muy chacharera, le encanta ir a los anticuarios y como sabe que hago piezas únicas de repente me compra cositas, ella juega un papel muy importante para mí en este aspecto. Un día me trajo una bolsa llena de milagritos y fue cuando hice este collar que tiene una energía especial por todo lo que representa", finaliza la diseñadora.

Las joyas de Pausa by Paula Arango se venden en las tiendas del MAP del Centro, Polanco y el aeropuerto y en Tangerine de pasaje Polanco. La diseñadora también hace piezas personalizadas bajo pedido, para contactarla basta con escribirle a pausabypaulaarango@gmail.com, visitar http://www.pausabypaulaarango.com o darle follow a @pausabypa.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Avril Lavigne y Bruno Mars podrían contagiarte virus en internet
No te pierdas
×