Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Nuevo desaire? Meghan y Harry se fueron sin dejar rastro tras misa en San Pablo

Los duques de Sussex no se sumaron a la recepción de este viernes posterior a la misa a la que sí fueron otros miembros de la familia real británica.
viernes 03 junio 2022
My project (6).jpg
La misa en la catedral de San Pablo fue el primer evento público al que asiste la pareja después del Megxit en 2020.

Ayer, los duques de Sussex siguieron el desfile Trooping the Colour desde un discreto segundo plano en el interior del palacio de Buckingham, pero este viernes reaparecieron en la misa que se celebró en la catedral de San Pablo para conmemorar el Jubileo de Platino de la reina.

Publicidad

Se trata de la primera vez que Harry y Meghan aparecen en un acto público en el que se les vio interactuando con otros miembros de la familia real británica desde su salida de la monarquía, entre ellos Peter Phillips y Zara Tindall, más no con el príncipe William y Kate Middleton.

My project (9).jpg
Kate Middleton y el príncipe William en su llegada a la recepción.

A falta de Isabel II, quien canceló su asistencia al evento debido a una serie de molestias provocadas por sus problemas de movilidad, Meghan y su cuñada Kate se han convertido en el centro de todas las miradas.

Sin embargo tras el final de la misa, ni Harry ni su esposa se sumaron a la recepción ofrecida por los royals a la que sí asistieron sus primas, las princesas Eugenia y Beatriz.

My project (8).jpg
También asistieron la princesa Eugenia, la princesa Beatriz y su esposo Edoardo Mapelli Mozzi.

La presencia de las hijas del príncipe Andrés evidenciaba que no se trataba de un acto reservado a royals en activo, que trabajan representando a la soberana. Entonces, ¿dónde estaban los duques de Sussex?

 
My project (7).jpg
El príncipe Carlos y Camila de Cornwall no tuvieron interacción con los Sussex en la catedral de San Pablo.

Lo más probable es que ellos prefirieran adoptar un perfil más discreto, y la prensa británica afirma que regresaron rápidamente junto a sus hijos, Archie y Lilibet, que no participaron en ninguno de los actos con motivo de los 70 años de reinado de su bisabuela.

 
Publicidad
Publicidad