Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El bebé de Meghan es el verdadero motivo de su separación de la familia real

Aunque desde el embarazo de Meghan, la pareja ya tenía intenciones de cambiarse de país, varios detalles detonaron y anticiparon la decisión.
viernes 24 enero 2020
Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry habrían tomado la decisión luego del nacimiento de su hijo, Archie Harrison.

Meghan Markle y el príncipe Harry cumplen ya su primera semana en su nueva residencia en Canadá, pero todavía hay muchos cabos sueltos sobre su separación de la familia real. De hecho, uno de ellos, y tal vez el más importante, es la razón real por la que decidieron que lo mejor para ellos era independizarse económicamente de la Corona Británica.

Previo a que la exactriz diera a luz a su primer hijo, baby Archie Harrison, ya habían muchos rumores sobre una posible mudanza a África y, aunque finalmente los Sussex se inclinaron por Canadá, hubo una serie de hechos que precipitaron la decisión de dejar el Reino Unido.

Publicidad

De acuerdo con el portal TMZ, personas cercanas a Meghan confesaron que todo inició tras el nacimiento de Archie, pues los padres primerizos querían respetar la privacidad de su entonces recién nacido y no posar –como es una tradición real- frente a la prensa para presentarlo solo unas horas después del nacimiento.

Esta decisión causó críticas por parte de los medios de comunicación, quienes aseguraron que su decisión iba en contra de la obligación de informar al pueblo, pues la pareja real vivía de los impuestos que pagan los contribuyentes y ellos estaban en todo su derecho de conocer al bebé e, incluso, otros detalles de su vida privada.

Aunque finalmente sí hubo un posado, como se acostumbra en la familia, los problemas no terminaron ahí. Cuando llegó el momento del bautizo, los Sussex nuevamente entraron en un conflicto de intereses, ya que ellos preferían que todo fuera muy íntimo, algo que como era de esperarse, no fue del agrado de los medios y comenzaron con una campaña de desprestigio en contra de la pareja.

La prensa británica fue tan inquisitiva que finalmente, la pareja real decidió que ya no querían ser parte de la familia real. “Meghan y Harry sabían que en el momento en el que fueran financieramente independientes, el público ya no tendría derecho a comentar sobre su vida privada”, dijo una de las fuentes al medio antes mencionado.

Publicidad

Cierto o no, esta declaración tiene mucho sentido al leer el comunicado que envió la pareja para dar el anuncio de su separación: “Vamos a trabajar para ser financieramente independientes”. Y aunque ahora pareciera que sus proyectos en solitario están dando frutos, el tema de la intimidad no es algo que precisamente hayan encontrado en el país de Norteamérica.

En su primera semana oficialmente fuera de Reino Unido, ya tuvieron su primer sinsabor luego de que Meghan fuera captada por los paparazzis mientras daba un paseo con Archie y sus dos perros en un parque cercano a su nueva residencia. Esta situación habría causado descontento entre los duques de Sussex, quienes, se dice, tienen pensado tomar cartas en el asunto y emprender acciones legales.

PREMIUM EXC Megan Markle, Baby Archie
Meghan Markle

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad