Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El príncipe Harry se convierte en padrino

Harry presidió el bautizo de su sobrina Lena Tindall
Príncipe Harry
Harry teme que los ataques se conviertan en el mismo infierno que vivió su mamá.

Al príncipe Harry de Inglaterra y a su flamante esposa, Meghan Markle, les quedan escasas semanas antes de debutar en la paternidad y ampliar un poco más la ya de por sí numerosa familia real que encabeza la reina Isabel II.

Mientras tanto, el futuro papá sigue acumulando ahijados y, de hecho, ayer domingo ejerció de orgulloso padrino en el bautizo de la pequeña Lena Elizabeth, segundo retoño de su prima Zara Phillips –hija de la princesa Ana– y su marido Mike Tindall.

Publicidad

Como informa el diario Daily Mail , la ceremonia religiosa tuvo lugar a primera hora de la mañana en la pequeña iglesia de San Nicolás, ubicada en la localidad de Cherington (condado de Gloucestershire), y congregó no solo a los duques de Sussex, sino también a la propia Reina y a los abuelos
maternos de la criatura, la mencionada princesa Ana y su exmarido Mark Phillips.

Por cierto que la presencia de Isabel II causó sorpresa en algunos asistentes, pues la reina no asistió al bautizó de su propio nieto, el príncipe Louis y todos se preguntaron por qué ahora sí pudo asistir.

Teniendo en cuenta que el apacible pueblo donde tuvo lugar el acto se encuentra en plena campiña inglesa y sus habitantes no están precisamente acostumbrados a presenciar eventos de semejante envergadura, el dispositivo de seguridad establecido para proteger a los royals fue relativamente "discreto", aunque por supuesto notable.

"Había unos siete o diez coches de policía aparcados discretamente en una granja situada cerca de la iglesia. Vimos a varios agentes recorriendo el pueblo, pero no parecían demasiados en comparación con otros eventos de la realeza. Fue un acto muy íntimo", explicó un informante al mismo periódico, el cual no ha podido confirmar todavía si Carlos de Inglaterra, su padre el príncipe Felipe o los duques de Cambridge, William y Kate, acudieron o no a la cita.

La que sí estuvo apoyando en todo momento a su marido fue Meghan Markle, quien para la ocasión lució un abrigo vintage color guinda confeccionado por la casa Dior, que le tapaba prácticamente su muy ya pronunciado vientre.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad