Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Cuál rivalidad? Kate y Meghan, juntas y sonrientes en la misa de Navidad

Ajenas a la lluvia mediática que apunta a una mala relación entre ellas, las Duquesas se mostraron unidas y felices en estas fechas.
The Royal Family Attend Church On Christmas Day
Tras los rumores de una mala realción Kate y Meghan reaparecen felices en Navidad.

Como todos los años, la familia real asistió a la misa de Navidad en la iglesia St. Mary Magdalene de Sandringham en Norfolk. Gran expectación había alrededor de las dos esposas de los príncipes William y Harry, de las cuales se ha escrito que entre ellas no hay mucha química al punto que Meghan declinó vivir junto a los Duques de Cambridge, en el Palacio de Kensington, para finalmente vivir en Frogmore House, ubicada en el Palacio de Windsor.

The Royal Family Attend Church On Christmas Day
Tras los rumores de una mala realción Kate y Meghan reaparecen felices en Navidad.
Publicidad

Dicen que cuando el río suena, agua lleva y es muy probable que sean ciertas las afirmaciones de que no se llevan bien, pero por lo menos esta mañana, Kate y Meghan parecen haber fumado la pipa de la paz y se mostraron todas sonrisas una con la otra.

Durante el recorrido a la iglesia se le vio a Kate haciéndole plática a Meghan, quien, educadamente, le respondía siguiendo con una sonrisa. Por su parte William y Harry se encontraban en los costados también muy sonrientes mientras sus esposas intercambiaban impresiones del día.

Al termino de la misa todos los miembros de la familia real se acercaron a la multitud para saludarlos y recibir algunos regalos y cartas que suelen obsequiarles. Kate sonriente recibió todos los detalles que le ofrecieron mientras Meghan lo hizo también con la diferencia de que la ex actriz es mucho más cercana en cuanto al contacto físico y en ocasiones se deja abrazar y tocar por el público, detalle que encanta a sus fans. Quizá por ello es que la Meghanmanía se ha viralizado.

Así sucedió hoy cuando una adolescente gritó al verla y la apretujó en sus brazos, mientras la Duquesa de Sussex sólo respondía con una gran sonrisa.

The Royal Family Attend Church On Christmas Day
Los príncipes William y Harry sedieron el protagonsimo a sus esposas.

No se sabe si se firmó una tregua por ser Navidad o simplemente fue un “pedido” de la reina Isabel II que sus nietas políticas se mostraran lo más amigables posible para cortar de tajo los rumores de que no se pueden ver ni en pintura, pero funcionó. Veremos si continúan por este camino o vuelven a las andadas, pero si algo hemos podido comprobar hoy es que se consigue más con miel que con hiel.

Duelo de estilo
Aunque no se produjeron diferencias entre Kate y Meghan a las afueras de la iglesia St. Mary Magdalene de Sandringham, lo que sí pudimos ver fue un duelo de estilo entre ellas que no decepcionó.
Kate Middleton se veía espectacular con un look muy clásico e inspirado en los años 40 y 50, al que ha recurrido en los tiempos. Su outfit consistió en un abrigo rojo con cuello burdeos de la firma Catheryne Walker y un sombrero estilo Jackie Kennedy, con medias oscuras y zapatos de Gianvito Rossi así como una cartera de Mulberry. La peletera preferida en el Reino Unido.

The Royal Family Attend Church On Christmas Day
Kate, clásica y fiel al protocolo.

Por su parte Meghan volvió a demostrar que es poseedora de un estilo mucho más moderno que ha vuelto locas a las millennials, quizá este sea el secreto de su impacto en las redes sociales que la ha catapultado a ser uno de los personajes más famosos de este año. De hecho Meghan Markle fue la persona más buscada en Google este 2018.
Siempre desafiando el protocolo impuesto por la reina Isabel II, Meghan vistió de color azul marino oscuro. Sabemos que a la soberana le encantan los colores brillantes y sólo utiliza el negro para ir a un funeral. Nunca azul marino. Seguramente no le encanta la paleta de colores de Meghan pero a la actriz es fiel a su estilo.

The Royal Family Attend Church On Christmas Day
Meghan moderna y estilosa.

La Duquesa de Sussex, muy embarazada, lució un vestido entallado que dejaba ver su avanzado estado de gestación, se cubrió del frío con un abrigo a juego sin abotonarse de la diseñadora Victoria Beckham de 2,250 libras (56,900 pesos). También las botas de piel negras y el bolso rectangular del mismo tono fueron firmados por Victoria Beckham, cuyos precios son de 1000 (25,200 pesos) y 1,200 libras (30,500 pesos), respectivamente.
Otros accesorios que llevó fue un tocado de plumas del mismo color azul y guantes de piel que llevaba en la mano y no puestos como Catherine.
Quizá Kate y Meghan se vieron sonrientes y no dejaron ver una relación tirante entre ellas, pero gracias a su outfits se pueden confirmar las versiones que apuntan a que son dos mujeres totalmente diferentes que provienen de mundos opuestos.
Este detalle estilístico confirma que efectivamente, no tienen mucho en común.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad