Luego de abdicación, españoles cuestionan mantener la monarquía

Este lunes miles de personas se han manifestado en diferentes ciudades de España pidiendo un referéndum para ver si se instaura una república.

El rey Juan Carlos de España abdicó sorpresivamente el lunes en favor de su hijo Felipe luego de casi 40 años en el trono, con el objetivo de revivir a una monarquía plagada de escándalos en momentos de dificultades económicas y un creciente descontento con la elite política. Ve el discurso completo del Rey Juan Carlos A última hora del lunes, miles de personas se manifestaban en más de treinta ciudades de toda España respondiendo a la convocatoria de partidos políticos de izquierda pidiendo un referéndum para decidir si los españoles quieren mantener la monarquía o instaurar una república. España no tiene una ley que regule con precisión la abdicación de un rey y su sucesión, algo sin precedentes en la historia moderna del país. Rajoy dijo que su gabinete se reuniría pronto para decidir los pasos para que el príncipe Felipe asuma con el nombre de Felipe VI. La transición seguramente se realice a través de la aprobación de una ley en el Parlamento, donde el PP tiene mayoría absoluta. Una fuente de la Casa Real dijo a Reuters que las razones de la abdicación de Rey Juan Carlos eran políticas. La fuente dijo que la decisión fue tomada en enero, pero el Rey retrasó el anuncio hasta después de la elecciones del 25 de mayo en la Unión Europea. Analistas políticos dicen que el gobernante Partido Popular (PP) quería poner a Felipe en el trono para intentar combatir el creciente sentimiento antimonárquico, luego de que pequeños partidos de izquierda y grupos en contra de la clase dirigente lograran buenos resultados en las elecciones. El país está apenas saliendo de una larga recesión que deterioró la confianza en los políticos, la familia real y otras instituciones. El PP y los socialistas, que han dominado la política local desde el regreso a la democracia, están comprometidos con la monarquía, pero lograron menos del 50 por ciento entre ambos en los recientes comicios. Los grupos de izquierda Podemos, Izquierda Unida y Equo, que en conjunto alcanzaron el 20 por ciento en el voto europeo, instaron el lunes a la realización de un referéndum sobre la monarquía.

UN PRíNCIPE PARA NUEVOS TIEMPOS

Un 62 por ciento de los españoles era partidario de una abdicación, según una encuesta en enero de la firma Sigma Dos. Esa cifra se compara al 45 por ciento del año anterior. Sólo un 41 por ciento de los consultados tenía una buena o muy buena opinión del Rey. Felipe tiene una apreciación positiva del 66 por ciento y la mayoría de los españoles cree que la monarquía podría recuperar su prestigio si él subiera al trono, según la encuesta. "Felipe tiene mucha más energía para hacer el trabajo", dijo Alfonso Romero, un estudiante de 36 años. Analistas políticos especulaban que Felipe intentaría buscar un diálogo entre Rajoy y el presidente catalán Artur Mas, quien lidera un movimiento para independizar a la región de España. Pero Mas dijo el lunes que el hecho de que Felipe suba al trono no lo disuadirá de intentar realizar un referéndum sobre la independencia en noviembre. Felipe ha tenido un papel cada vez más importante en eventos ceremoniales y es visto como más práctico y en sintonía con acontecimientos actuales que Juan Carlos, en el pasado una figura querida por los españoles por su estilo mundano y que era visto como mucho más accesible que los monarcas británicos. Juan Carlos será el segundo monarca europeo en abdicar en apenas un año. La reina Beatriz de Holanda dejó el trono en abril del 2013 para dejar paso a su hijo Guillermo Alejandro. Felipe se casó con la periodista Letizia Ortiz en 2004 y tienen dos hijas. El príncipe, cuyo matrimonio con Ortiz, de clase media y divorciada, creó polémica en su momento, se encontraba en España el lunes, pero no tenía eventos oficiales planeados hasta el martes cuando se trasladará junto al Rey al monasterio y antiguo palacio real El Escorial. Como rey, Felipe será el jefe de Estado de España, representando al país en cumbres, visitas oficiales y reuniones con líderes empresariales. Pero aunque pueda recuperar el respaldo de los españoles, Felipe continuará enfrentando un sentimiento de que el país no necesita un rey.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: David Beckham niega haber recurrido al botox
No te pierdas
×