La historia de amor de Federico y Mary de Dinamarca

El día de hoy los futuros reyes de Dinamarca cumplen 10 años de casados. Aquí un recuento de su historia de amor, un cuento de hadas donde la plebeya se quedó con el príncipe.
 El día de hoy los futuros reyes de Dinamarca cumplen 10 años de casados. Aquí un recuento de su historia de amor, un cuento de hadas donde la plebeya se quedó con el príncipe.  (Foto: Getty Images)

Detrás de una pareja real hay una gran historia de amor.

El caso de los príncipes Federico y Mary no es la excepción. Todo comenzó cuando una plebeya de Tasmania, Mary Donaldson, conoció al hijo mayor de los reyes de Dinamarca.

La pareja se conoció en el año 2000 durante los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia. Ella fue invitada el 16 de septiembre a una fiesta donde estarían presentes miembros de la realeza, y decidió ir de último momento con su roomate. Se supone que en ese momento, la ahora Princesa no tenía idea de quien era Federico, pero esto solo duró unos días cuando él le tuvo que confesar su verdadero trabajo, ser un príncipe de carne y hueso.

Mary y Federico mantuvieron un romance de dos años de manera secreta y a larga distancia por teléfono, mails y cartas. Federico visitó varias veces a Mary pero no duró mucho ya que la prensa danesa se enteró y lo hizo público. En enero de 2002 el príncipe Federico confirmó su relación con Mary, por lo tanto ella comenzó a tomar clases de danés, de historia de Dinamarca y de etiqueta. Pero fue en abril de 2003 cuando Mary Donaldson fue presentada formalmente a la reina Margarita.


Mary es originaria de Australia, donde conoció a Federico.
 Mary es originaria de Australia, donde conoció a Federico.  (Foto: Getty Images)

La pareja decidió comprometerse con la autorización de la Reina el 8 de octubre de 2003. Federico le dio un anillo de compromiso con un diamante de corte esmeralda y dos baguettes de rubíes de talla esmeralda. La boda se celebró en la Catedral Vor Frue Kirke de Copenhague en Dinamarca, el 14 de mayo de 2004 y fue seguida de festividades en el Palacio de Fredensborg. Mary usó un vestido de novia creado por el diseñador danés Uffe Frank con un velo hecho de encaje irlandés. La tiara de la boda de María fue un regalo de la reina Margarita y el príncipe Henrik.

Con su matrimonio Mary se convirtió en la Princesa heredera de Dinamarca, de Groenlandia y las Islas Feroe, obtuvo la ciudadana danesa y se convirtió a la Iglesia Luterana. Ella encarna en muchos aspectos las esperanzas y sueños de las mujeres jóvenes de todo el mundo. En 2008, Federico y Mary también recibieron el título de condes de Monpezat, que es un título que Federico heredó de su padre Henrik.

Después de ser tirados por 6 caballos blancos llegaron al Palacio de Christian VII en el centro de Copenhague donde se dieron el tradicional beso en el balcón. Fue ahí donde sellaron su amor en lo que parece ser un para siempre. La pareja tiene ahora 4 hijos, Christian, futuro rey de Dinamarca de 8 años, le sigue Isabella de 7 y luego los gemelos Josephine y Vincent de 3 años. La familia en todo momento parece ser muy feliz y es que cada vez que son fotografiados ya sea en un Palacio o en Verbier como cada año, no pueden negar esa confianza de pareja y amor por sus hijos.


La familia de 6 siempre luce feliz.
 La familia de 6 siempre luce feliz.  (Foto: Getty Images)
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Cómo se ven en la actualidad estrellas de TV de hace 20 años?
No te pierdas
×