Felipe y Letizia de Asturias: ¿divorcio en puerta?

Medios españoles califican de inminente la separación de la pareja real, sin embargo con tanto en juego, vemos difícil que aunque tuvieran una crisis llegaran a separarse.
Medios españoles califican de inminente la separación de la pareja real, sin embargo con tanto en juego, vemos difícil que aunque tuvieran una crisis llegaran a separarse.
 Medios españoles califican de inminente la separación de la pareja real, sin embargo con tanto en juego, vemos difícil que aunque tuvieran una crisis llegaran a separarse.  (Foto: Getty Images)
Los medios españoles aseguran que la pareja vive una crisis pero que la ha sabido ocultar.
 Los medios españoles aseguran que la pareja vive una crisis pero que la ha sabido ocultar.  (Foto: Getty Images)

No es la primera vez que se escucha que la Princesa Letizia y el Príncipe Felipe tienen problemas en su matrimonio.

Pero sus recientes vacaciones de verano fueron la gota que derramó el vaso, ya que Letizia se fue de Mallorca dejando atrás a sus dos hijas y a su todavía esposo. Tomó un vuelo a Zurich, Suiza y de ahí se le perdió la pista. Es probable que la princesa buscara un lugar remoto, lejos de la presión de la vida real.

La pareja real de España, que contrajo matrimonio el 22 de mayo de 2004, se enfrenta a una crisis. Según los medios españoles, Letizia ya casada perdió la chispa que alguna vez tuvo cuando era una joven periodista y se convirtió en una mujer tensa y fría, con una mirada cada vez más artificial, posible resultado de sus continuas cirugías. La princesa de 41 años ahora prefiere una vida de bajo perfil.

Además Letizia no es muy querida por el pueblo español, de hecho se podría decir que los españoles se han puesto en contra de ella debido a su actitud rígida y por no tener sangre azul, lo que no le permite saber cómo interactuar con los ciudadanos.

Entre lo más comentado por los medios españoles está la adicción de la Princesa a las cirugías y la supuesta firma de un acuerdo prenupcial con Felipe. En dicho acuerdo se establece que de ocurrir un divorcio, Felipe se quedaría con la custodia de los hijos dentro del matrimonio, y ella recibiría una casa de verano en Mallorca como el palacio de Marivent o algo equivalente.

Recientemente los medios de comunicación españoles informaron que la princesa se sentía bajo tanta presión que le pidió a Felipe le diera un poco de espacio privado. A la princesa le gusta asistir a festivales de música y a bares o restaurantes con sus amigas, e incluso ir de compras. Ella acude a todos estos lugares con su grupo de amigas de hace años, pero Felipe nunca está a su lado. De hecho, en su último cumpleaños Letizia prefirió la compañía de unas amigas.

Hace dos semanas en su visita a Argentina para que Madrid fuera sede de los Juegos Olímpicos 2020, Doña Letizia fue vista muy sonriente y sin maquillaje, pero después de no conseguir la candidatura se mostró muy disgustada. Al parecer llegó a presionar para regresarse el mismo domingo y no esperar al presidente Rajoy al lunes como estaba previsto. El enfado de la princesa fue monumental, incluso mandó callar al alcalde de Málaga y al director del Gabinete de la presidencia de España que se encontraban cuchicheando durante las palabras de Felipe.

Dicen que el Príncipe de Asturias está aguantando, y que intenta en todo momento dar a la gente y a los medios una idea contraria de lo que estos comentan. Pero al parecer Letizia está desatada y la Casa Real ya no está dispuesta a acceder a más caprichos de una Princesa, que además no cumple con sus deberes. Con la actitud exigente y poco profesional, parece muy poco probable que Letizia pueda convertirse en la salvadora de la Corona española.

Relacionadas:

El palacio de Zarzuela creía haber solucionado hace años los problemas de carácter de Letizia y, de cierto modo haberla acoplado al modo de vida de la familia real, pero esto no fue así. Letizia no quiere estar sujeta a las obligaciones que implica su título, y solo quiere ser princesa por horas. No le gusta trabajar demás, y mucho menos en fines de semana.

Este último año se ha convertido en una pesadilla para la casa real española, los escándalos no han parado, desde el Rey hasta la Infanta y pasando por Letizia. Los Borbón ya no son la familia intocable que fuera todavía hace algunos años.


En público la pareja se muestra cariñosa.
 En público la pareja se muestra cariñosa.  (Foto: Getty Images)

Según el periodista Eulogio López, fuentes cercanas a la Casa Real aseguran que un divorcio entre los príncipes de Asturias es inminente, que es "la mejor opción" y que podría no haber vuelta atrás. Sus salidas nocturnas, el mal carácter, los problemas con sus empleados y guardaespaldas y su rigidez extrema han contribuido a pensar que lo mejor para Felipe y su futuro como Rey, es el divorcio.

En esa conspiración de un divorcio, la prensa juega un papel importante. La Casa Real Española vive, desde hace años, obsesionada con su mala imagen; siempre hay periódicos, especialmente El País y El Mundo, que continuamente critican a la familia. Tal es el caso de una imagen desfavorable de Letizia, ya que publican noticias de su vida fuera del Palacio de la Zarzuela.

Pero, la imagen pública que ofrece la Princesa no es el único problema que tiene que enfrentar Felipe, ya que tampoco puede lograr que su mujer vuelva a ser feliz a su lado y ejerciendo su papel, situación que antes le apasionaba. Sin embargo, los príncipes de Asturias cuando están en público muestran todo lo contrario. Razones por las cuales no es creíble que el divorcio sea un hecho inminente.

Las posibles razones por las que la pareja no optaría por un divorcio son varias. Para empezar, siempre se ha visto a la pareja de los Príncipes de Asturias como la salvadora de la monarquía española, alguien como Felipe que no esté metido en problemas con el pueblo y que tenga una imagen frente a España y el mundo. Además, hasta hace poco eran un matrimonio bastante bonito y envidiable para muchos, veían en ellos una modernización, un antes y un después de la Casa Borbón.


De divorciarse, las niñas Leonor y Sofía quedarían bajo custodia de su padre.
 De divorciarse, las niñas Leonor y Sofía quedarían bajo custodia de su padre.  (Foto: Getty Images)

Otra de las razones es que por lo general no es muy bien visto que miembros de una casa real en el mundo se divorcien. Letizia fue sujeta a varias críticas por ser divorciada antes de casarse con Felipe; de ser cierto los rumores de la prensa ella pasaría por un segundo divorcio y la Casa Real tendría el primer divorcio en mucho tiempo. No es conveniente que el futuro rey de España se divorcie y que mucho menos llegue al trono en esa situación.

Además un divorcio implicaría más problemas y más crisis tanto para el pueblo español como para la economía, y en específico para la familia real. De ser cierto el convenio prenupcial, Leonor y Sofía, las hijas del matrimonio se quedarían con su padre. Es muy difícil creer que Letizia ceda a eso tan fácilmente y deje a sus hijas porque está cansada del papel de princesa. Además ¿cómo va a ser que la futura Reina de España tenga padres divorciados?

Todo esto son puras especulaciones, y lo único que nosotros vemos es que la pareja cuando está en público se ve muy normal, y cuando están con sus hijas todo es alegría. No queda más que esperar para saber si lo que los medios españoles dicen que es inminente será cierto, o solo es una manera de seguir tratando de poner a la Casa Real en el reflector. Aunque como bien dicen: “cuando el río suena es porque agua lleva”.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Captan a Leonardo DiCaprio con una de sus exnovias
No te pierdas
×