El punto débil del Duque de Edimburgo: su salud

Con la reciente aparición del Príncipe Felipe después dos meses, hacemos un recuento de cómo a lo largo de los años su salud ha ido a pique.
Con la reciente aparición del Príncipe Felipe después dos meses, hacemos un recuento de cómo a lo largo de los años su salud ha ido a pique.
 Con la reciente aparición del Príncipe Felipe después dos meses, hacemos un recuento de cómo a lo largo de los años su salud ha ido a pique.  (Foto: Getty Images)
El Duque ha tenido constante problemas de salud. Aquí en una foto reciente poco después de su salida del hospital.
 El Duque ha tenido constante problemas de salud. Aquí en una foto reciente poco después de su salida del hospital.  (Foto: Getty Images)

El Duque Felipe de Edimburgo, casado con la Reina Isabel II desde 1947, es el varón de más edad que jamás haya vivido en la familia real británica. Pero dicho título tiene un precio, y es que el Duque, quien desde siempre ha sido "la roca" de la Reina, ha sufrido desde hace unos años constantes problemas de salud.

En junio de 2010 el Príncipe Felipe fue internado para que se le realizara una operación relativamente sencilla debido al síndrome del túnel carpiano, que ocurre cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, se presiona dentro del túnel carpiano a nivel de la muñeca y puede causar dolor y entumecimiento.

Al año siguiente, en octubre de 2011, el duque de Edimburgo se vio en la necesidad de cancelar un viaje a Italia en el cual debía asistir a una reunión de una organización ambiental que reúne a las principales religiones del mundo. El motivo principal por el cual tomó esa decisión fue un fuerte resfriado que seguramente había contraído en su reciente viaje a Australia junto con la reina.

Unos meses después, en diciembre de 2011, tras sufrir algunos dolores en el pecho el duque tuvo que ser ingresado en el Hospital Papworth en Cambridgeshire. Los médicos tuvieron que intervenirlo para hacerle una cirugía mínima invasiva donde le colocaron unos “stents coronarios”. Un stent es un tubo de malla pequeño y extensible fabricado en un metal inoxidable, estos se usan para restaurar el flujo sanguíneo en la arteria coronaria a una frecuencia cercana a la normal.

Después de permanecer un tiempo con una salud relativamente estable, en junio de 2012, justo en el marco de las celebraciones del jubileo de diamante de la reina, el Duque sufrió de una infección en la vejiga. Debido a esta afección, el duque tuvo que ser ingresado en el Hospital King Edward VII de Londres. Esto ocurrió después de que estuviera parado por más de 80 minutos en la embarcación real en el Rio Támesis junto a una flotilla de mil barcos para celebrar a la reina. Esta intervención no le permitió estar presente en el concierto que tuvo lugar en las afueras del Palacio de Buckingham con motivo del jubileo.

En agosto del mismo año, el esposo de la Reina fue llevado otra vez al hospital como medida de precaución después de otra infección en la vejiga. En esta ocasión se encontraba en sus vacaciones de verano en Balmoral, Escocia y tuvo que ser llevado en ambulancia al Aberdeen Royal Infirmary.

Pero el mundo se preocupó aun más cuando el 6 de junio de este año, el Duque fue ingresado a una clínica privada en Londres, después de asistir a una fiesta en el jardín del Palacio de Buckingham. Al día siguiente se le practicaron una serie de estudios a consecuencia de los dolores abdominales que presentaba. Le realizaron una pequeña cirugía y tuvo que permanecer 11 noches en el hospital; durante esos días cumplió 92 años y por tal motivo fue visitado por varios miembros de la familia real, entre ellos la Reina.

Después de la operación tuvo un periodo de convalecencia de dos meses y recientemente realizó su primer compromiso público en la entrega de medallas en la Royal Society de Edimburgo, comentando que era un gran placer para él estar de nuevo en circulación.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: ¿Cómo recuperar las escrituras de tu casa tras el sismo?
No te pierdas
×