El tío Enrique se “escapa” del servicio para conocer al royal baby

Fue una gran sorpresa que el hermano de Guillermo de Inglaterra visitara a los recién estrenados papás en el Palacio de Kensington. Llegó junto con su abuela, la reina Isabel II.
 Fue una gran sorpresa que el hermano de Guillermo de Inglaterra visitara a los recién estrenados papás en el Palacio de Kensington. Llegó junto con su abuela, la reina Isabel II.  (Foto: Getty Images)
El primogénito de Kate y Guillermo nació el 22 de julio a las 4:24 pm. Aquí a su salida del hospital.
 El primogénito de Kate y Guillermo nació el 22 de julio a las 4:24 pm. Aquí a su salida del hospital.  (Foto: Getty Images)

Este miércoles por la mañana el príncipe Enrique, ahora cuarto en la línea de sucesión al trono británico, sorprendió a su hermano Guillermo y a su cuñada Kate Middleton al visitarlos en el Palacio de Kensington para conocer a su sobrino, quien tiene apenas dos días de nacido. Enrique se encuentra de servicio con la Fuerza Aérea Real en Wattisham, Suffolk, según informó US weekly, es por eso que no se esperaba su visita, sin embargo no pudo resistir las ganas de conocer a su primer sobrino y se tomó el tiempo para poder verlo por primera vez. Hace unos meses comentó en una entrevista que no podía esperar para convertirse en tío. Él no fue el único que conoció este miércoles al primogénito de Kate y Guillermo, quienes pasaron su primera noche en casa junto al pequeño, la reina de Inglaterra, Isabel II, llegó junto con Enrique para dar la enhorabuena a los felices padres. Isabel II, que llegó en el asiento trasero de un Bentley verde, realizó una visita de aproximadamente 30 minutos al recién nacido antes de regresar sola al palacio de Buckingham para preparar el viaje a su residencia de Balmoral (Escocia) -previsto para el próximo viernes- donde disfrutará del periodo estival.

Temerosa de no poder disfrutar de sus vacaciones, la semana pasada la propia reina aseguró que esperaba que el bebé naciera pronto porque estaba deseando descansar unos días en su refugio escocés. Quien todavía no ha podido conocer a su bisnieto es el duque de Edimburgo, inmerso en su proceso de recuperación en el castillo de Windsor después de la cirugía abdominal a la que fue sometido el mes pasado.

Tras el anuncio de la llegada al mundo del esperado príncipe de Cambridge -tercero en la línea de sucesión al trono-, Isabel II admitió en una recepción en el palacio de Buckingham estar "emocionada" con el nacimiento de un "niño tan grande" (3.8 kilos), añadiendo que siempre "el primero es muy especial". Lo cierto es que desde ayer por la noche la familia de Kate se reunió en el Palacio de Kensington. Entre los asistentes a la íntima celebración que se organizó estaba la hermana de la duquesa de Cambridge, Pippa Middleton, quien no pudo perderse la oportunidad de conocer a su recién nacido sobrino.


Enrique, Kate y Guillermo hace unos meses durante un evento. Se sabe que Enrique y Kate son buenos amigos.
 Enrique, Kate y Guillermo hace unos meses durante un evento. Se sabe que Enrique y Kate son buenos amigos.  (Foto: Getty Images)

La hermana de Kate llegó anoche a la residencia de los Duques de Camdridge, al oeste de Londres, junto a su novio Nico Jackson momentos después de que Guillermo y Kate llegaran a palacio tras su comparecencia ante los medios a las puertas del hospital St. Mary. Kate y Guillermo tienen planeado permanecer en el palacio de Kensington durante dos semanas, periodo en que Guillermo se dedicará a cuidar de su primogénito durante un descanso de sus funciones en las Fuerzas Aéreas Reales (RAF). Tras esas dos semanas, Kate se trasladará a la residencia de sus padres, en Buckinghamshire, para pasar otras seis semanas hasta que se acostumbre a sus nuevas tareas como madre. Ayer por la tarde, los duques de Cambridge posaron alegres frente a las cámaras a la salida del hospital donde Kate daba a luz el día anterior. Además de manifestar la felicidad que estaba viviendo su familia por la llegada de su primogénito, Guillermo dejaba entrever el tormento al que ya les estaba sometiendo el bebé. "Lo que es seguro es que tiene un buen par de pulmones. Es un hombrecito enorme y pesa mucho. Todavía seguimos pensando en el nombre así que lo sabrán tan pronto como lo decidamos", reconocía ayer entre los medios. Por su parte, Kate expresó de forma concisa el momento tan especial que estaba viviendo. "Es un momento muy emotivo, un momento muy especial. Cualquiera que haya sido padre puede entender", se sinceró.


Kate y Guillermo presentaron al royal baby ayer por la tarde.
 Kate y Guillermo presentaron al royal baby ayer por la tarde.  (Foto: Getty Images)
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Kim Kardashian no invitó a la subrogada al baby shower de su próximo bebé
No te pierdas
×