Lo más absurdo del protocolo real

Los monarcas tienen formas para disculparse, te contamos algunas en la revista Quién ya a la venta, pero eso no es lo más ridículo de su etiqueta.
 Los monarcas tienen formas para disculparse, te contamos algunas en la revista Quién ya a la venta, pero eso no es lo más ridículo de su etiqueta.  (Foto: AP)

¿Planeando ir de viaje al Palacio de Buckingham? ¿Planeando pasar unas vacaciones al lado de la Reina Isabel, los príncipes Guillermo y Enrique y, por supuesto, la Duquesa de Cambridge, Kate? ¡No te preocupes! Aquí te decimos los sencillos pasos que tienes que seguir (y que no podrás creer que tienes que seguir) para no cometer una grave falta con tus anfitriones de sangre azul.

1. Si no eres británico, ni hagas el intento de hacer reverencia frente a la Reina. Dado que la monarca es únicamente alta autoridad en la Gran Bretaña, se puede llegar a considerar una burla que un extranjero exagere sus señales de respeto al momento de conocerla. No con esto queremos decir que vas a llegar a saludarla chocando puños, pero siempre puedes inclinar ligeramente tu cabeza como signo de apreciación.

2. La familia real es intocable y lo decimos en el sentido más literal posible. ¿Estabas pensando abrazar a la reina y plantarle a Guillermo un beso en el cachete? Mejor recapacita. La única forma de tener contacto físico con un monarca es si él o ella te extiende directamente la mano a manera de saludo y aún así, el apretón debe ser ligero y veloz.

3. Hacerle plática a un miembro de la casa real, puede reducirse a tener que preguntar sobre el clima. Por más que quieras cuestionar sobre el bienestar de los príncipes o "¿cómo se siente Kate Middleton está mañana?", te tienes que aguantar las ganas. Es considerado de pésima educación que durante una conversación se toquen temas íntimos o personales...así como el exceso de bromas.

4. Recuerda comer rápido si estás invitado al brunch dominical con la Reina. No con esto queremos decir que tengas que atiborrarte la boca de galletitas (de hecho, esa sería una grave falta); pero sí tenemos una advertencia que darte, una vez que Isabel II da el último bocado, nadie más puede seguir comiendo.

5. ¿Acostumbrado a tomar la taza con la mano completa? Levantar el dedo meñique a la hora de sostenerla entre tus manos podrá sonar absurdo, no te preocupes no tienes que hacerlo tal cual, pero sí debes cuidar de cargarla únicamente con el dedo índice y pulgar. ¡Ah! Y vuelve a dejarla en el vaso después de cada sorbo, no queremos que la Reina piense que eres un atrabancado.

6. ¿Eres mujer casada? Entonces no esperes leer tu nombre en ninguna invitación a un evento oficial. Aunque sí se referirán a ti como "Sra", el protocolo dicta que se use el nombre del hombre de la casa en todo momento, lo que significa que probablemente recibas un sobre a nombre de "Sra. Juan Pérez".

7. Irte de shopping es necesario, en presencia de la familia real vas a hacer uso de todos los sombreros y guantes blancos posibles; por cierto, tus guantes deben permanecer inmaculados hasta el final del evento. Los hombres no la tienen más fácil, un uniforme militar o "vestido matutino" es lo óptimo para usar en una fiesta de jardín. Lo sentimos, nada de jeans.

8. ¿Invitado a un evento de "etiqueta negra"? ¡No se te ocurra vestirte de negro! El oscuro color se considera únicamente apropiado para los funerales. La "etiqueta negra" refiere a que tendrás que usar un vestido cocktail y, si eres hombre, un traje con corbata de moño. ¿Confuso, eh?

9. Si estás pensando en escribirle una carta a la Reina, no se te ocurra firmarla con "XoXo" o "Besos a la familia", la apropiada terminación para cualquier correo enviado a la monarca es, "Tengo el honor de permanecer, Madam, el más humilde y obediente siervo de Su Alteza." Más vale dejar suficiente espacio para la despedida, no te acabes los renglones.

10. Pongamos un último escenario. Llegas a la cena con la familia oficial y la guarnición del primer plato son chícharos. ¡Jamás uses tu tenedor a manera de cuchara! Sería muy mal visto que trataras de recolectar los guisantes con el lateral de tu cubierto, la manera correcta de comerlos es aplastarlos con la parte trasera del tenedor y llevártelos a la boca hechos puré. Increíble, pero cierto.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
Celebridades que han perdido muchísimo peso
Te Recomendamos
×