Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son
  • landscape_hair_mitos.jpg

¿Contradicción? Realeza y cacería, una relación cada vez más controversial

Desde Juan Carlos de España hasta el principito George, ellos son algunos royals vinculados a la cacería en un mundo en el que la conciencia hacia el buen trato de los animales crece.
Harry y cadáver de rinoceronte 2015
Harry y su familia han sido parte de campañas para defender animales de cazadores furtivos, pero a la vez son conocidos por cazar "legalmente".

La alarma acaba de dispararse. Guillermo, rey de Holanda, sin querer, ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre la cacería, una actividad aristocrática centenaria entre los miembros de todas las monarquías y principados del mundo.

La caza se considera una tradición entre los royals, un pasatiempo socialmente aceptado, al menos por ellos, pero parece que cada vez se vuelve más anticuada y obsoleta. Hoy son muchas las voces dentro y fuera de la realeza que se levantan en contra de la caza y en general contra el maltrato animal, pero hay ejemplos reales (en toda la acepción de la palabra) que muestran que sigue siendo un gusto difícil de eliminar.

Publicidad

Guillermo de Holanda, a costa del erario

Hace sólo unos días Guillermo de Holanda (esposo de la reina Máxima) estaba dispuesto, como cada año, a salir a cazar jabalíes y ciervos en la reserva natural Kroondomein Het Loo.
Con lo que no contaba es con que los diputados y varios activistas de su país lo quieren impedir porque esa reserva se cierra entre septiembre y diciembre para que sólo cacen el rey y sus amigos con el argumento de “controlar la fauna de manera segura”.
Además una diputada del Partido por los Animales dice que al año se erogan miles de euros para el mantenimiento del lugar y que no es justo que se cierre al público tanto tiempo.
¿Y qué dice el rey? Hasta el momento sigue en un silencio que nada tiene que ver con la apertura que debería tener una monarquía constitucional como la de Holanda, mientras que el gobierno dice que ese es un asunto sólo de la Corona.

Con motivo de la ceremonia de investidura se publicaron las fotos oficiales de los ahora reyes de Holanda, Máxima y Guillermo Alejandro.
Guillermo, rey de Holanda y esposo de Máxima, es un cazador consumado desde joven.

Principito George de Inglaterra, ¿demasiado joven?

También hace muy poco nos enteramos de que Kate Middleton acompañó a George a su primera caza de aves , esto durante sus vacaciones en Balmoral junto a la reina y toda la familia pues es una de las actividades favoritas de esta última. Los animales en cuestión son los urogallos, aves medianas que frecuentan el mencionado castillo. Además, su abuelo, Carlos; su padre, William; y su tío Harry son cazadores consumados.
Aunque el pequeño sólo acompañó a su familia y se dice que como futuro rey debe aprender estos rituales y respetarlos, las críticas fueron muy fuertes y hubo comentarios como los siguientes: “Lo pudieron haber llevado a ver aves, en lugar de enseñarle a celebrar la matanza de animales”, “En octubre del año pasado, el príncipe William dio un discurso sobre la disminución de los animales silvestres, el día de hoy lleva a su hijo, el príncipe George, de caza”.

William con rinoceronte en 2015
Como su hermano y su papá, el príncipe William tiene fama de cazador, y a la vez hace campañas a favor de los animales.

Juan Carlos de España, factor de la abdicación

Conocida es la pasión del rey emérito de España por la cacería y más de “piezas mayores”, como elefantes. Fue precisamente una foto de él con uno muerto, en el año 2012 , la que propició un escándalo monumental que, aunado a sus infidelidades y al caso Nóos, pudieron ser factores para la abdicación de él a favor de su hijo Felipe menos de año y medio después.
Este tipo de actividades son consideradas por la corona española como privadas y por tanto jamás daban detalles de ellas, pero lo que no se esperaba es que el rey se fracturara la cadera y por tanto se hiciera público con lo que implicaba: la actividad en sí misma y el enorme gasto que supone para el erario del Estado español. Ni la explicación de que en Botswana (donde ocurrieron los hechos) la caza era legal entonces (se otorgaban algunos permisos) fue suficiente para evitar la debacle de don Juan Carlos.

Harry de Inglaterra, ¿una esperanza?

En Reino Unido se prohibió la tradicional caza del zorro en 2005. Se dice que la reina le pidió a su hijo Carlos que disminuyera esta actividad en 2002 porque “era mal vista por los británicos”. Carlos y William hicieron un video en 2014 favor de los animales silvestres... Incluso con todo esto, la familia real sigue cazando dentro y fuera de su país y se contradice. Aunque parece que uno de ellos ya no lo hará más aunque es considerado un gran cazador.
Se trata de Harry, de quien en 2004 se publicó una foto de él sonriendo ante el cadáver de un búfalo, algo que se retomó 10 años después, cuando su papá y hermano hicieron el citado video. Sin embargo parece que este año todo cambió y sí, su esposa tuvo que ver.
Meghan Markle ha sido defensora de los animales por años y todo parece indicar que el príncipe declinó asistir hace unas semanas a la caza del urogallo con toda la familia real como te contamos antes. ¿Otra señal? Aunque está prohibida, la caza del zorro se practica de forma clandestina y se dice que los royals siguen participando. Pues bien, desde diciembre del año pasado se rumora que Harry no participó en la que tradicionalmente se llama Boxing Day y que fue por Meghan.

¿El ejemplo de Harry servirá para terminar la caza en una época como esta? Quizá.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad