Es hora de quemar la boina y enterrar el vestido azul: Monica Lewinsky

La mujer que tuvo un affair con el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y que puso de cabeza a toda una nación, asegura que lamenta lo ocurrido.
La mujer que tuvo un affair con el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y que puso de cabeza a toda una nación, asegura que lamenta lo ocurrido.
 La mujer que tuvo un affair con el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y que puso de cabeza a toda una nación, asegura que lamenta lo ocurrido.  (Foto: Getty Images)

Tal vez para las nuevas generaciones esta historia no les es familiar, pero en la década de los 90 la noticia de que una becaria de la Casa Blanca de nombre Monica Lewinsky, de 22 años de edad, había tenido "relaciones inapropiadas" con el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, hizo que todo mundo hablaran del tema.

Lewinsky -quien entonces usaba una coqueta boina- había guardado un vestido azul donde el semen del mandatario aún se conservaba, y que fue una de las pruebas que ella usaría en la corte. Monica aseguraría que su relación se limitaba a prácticas de sexo oral el la Oficina Oval de la Casa Blanca. Bill lo habría negado, pero más tarde se disculparía en cadena nacional por haber cometido el acto.

Ahora, la ex becaria tiene 40 años y en un artículo escrito por ella y publicado en la revista Vanity Fair habla de lo que ocurrió, pero sobre todo lamenta que este hecho haya manchado su reputación.

"Yo, yo misma lamento profundamente lo que pasó entre mí y el presidente Clinton" y añade, "Permítanme decirlo una vez más: Yo lamento profundamente lo sucedido...", se lee en la revista.

"Es hora de quemar la boina y enterrar el vestido azul, es hora de dejar de andar de puntillas alrededor de mi pasado -y el futuro de otras personas-" (...) "Estoy decidida a tener un final diferente en mi historia. He decidido, por fin, meter la cabeza por encima del parapeto para que pueda retomar mi relato y darle un propósito a mi pasado. (Lo que esto me va a costar, pronto voy a averiguarlo)", escribe Monica.

Apunta que su jefe, Bill Clinton, se aprovechó de ella pero fue consensuado y afirma que el abuso fue posterior porque se convirtió en un chivo expiatorio para proteger poderosas posiciones. Acusa a los medios de comunicación de "marcarla" y por tanto su imagen fue sólo para señalarla y lo que vino después es que en ningún trabajo querían aceptarla.

Su nombre dio la vuelta al mundo, su apellido se leía por todos lados como "Escándalo Lewinsky".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Scarlet Johansson regresa a la soltería
No te pierdas
×