Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Gaby Ruiz presenta sus 'Postales en días de lluvia', llenas de sabor e historias

La chef platicó en exclusiva con Quién sobre el nuevo menú de su restaurante Carmela y Sal.
miércoles 14 octubre 2020
Gabriela Ruiz Lugo
Gabriela Ruiz Lugo.

A sus 33 años, Gaby Ruiz ya ha sido reconocida como la Mejor Chef de México en 2019, y desde hace tres cumplió uno de sus sueños al abrir su restaurante Carmela y Sal, En Ciudad de México. La originaria de Tabasco nos contó todo sobre su nuevo menú y el gran significado que tiene para ella cada platillo.

Además de las tradicionales Tostadas de mentiras, que son de lo más pedido en el restaurante ubicado en la primera planta de la Torre Virreyes, ahora se suman nuevos platillos elaborados por Gaby, a partir de historias muy particulares y que han dejado huella en la vida de ella y de sus seres queridos.

Publicidad

La chef lleva ya algunos años experimentando una interesante fusión entre la cocina y la música, por una condición neurológica que posee llamada Sinestesia, que hace que ella misma se defina como una "cocinera de canciones" porque le da la capacidad de sentir los sonidos y darles un sabor.

"Desde que estaba muy pequeña yo sentía que las voces tenían un sabor, evidentemente en algún momento dejé de decirlo pero cuando crecí y contacté con un neurólogo de Reino Unido, supe que muchas personas tenían esta condición y un día me encontré con Aleks Syntek y le propuse que quería cocinarle algunas de sus canciones, le encantó la idea y así se fue corriendo la voz entre varios cantantes que venían a Carmela y Sal a buscar que se les cocinara alguna canción", comentó Gaby.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de octubre (da clic en la imagen)

"De ahí surge esta nueva colección de platillos, que saben a nostalgia, que incluso cada historia tiene un toque muy especial, todas son historias de muchísimo valor para mí porque son de personas que quiero, pero puestas en las letras de David Aguilar", agregó.

Postales en días de lluvia se compone de cinco tiempos, comenzando con tacos de carnitas de atún con chicharrón de cerdo, aderezados con una salsa de chile de árbol y limón, que dejan una sensación vibrante y es una gran entrada, que acompaña la historia de un amor furtivo.

En el segundo tiempo se ilustra la nostalgia del otoño con un plato de zanahorias y camote dulce tatemado con salsa macha, gajos de naranja, yogurt griego y cacahuates. Mientras que los platos fuertes se llenan de tonos fuertes para hacer una experiencia totalmente circular, sin dejar de lado ningún sabor.

Publicidad

El tercer platillo es un fondo de hongos de lluvia, una reducción y una seta caramelizada, acompañados de un pan arabe naan que complementa el plato, relleno de quesos añejos, logrando una interesante fusión que Gaby dedica a un hombre muy especial.

"Con este platillo me acuerdo muchísimo de mi abuelo, de las tardes de lluvia y de cómo a él le gustaba escuchar la lluvia, cuando él perdió la vista se volvió aún más hábil para contar historias, nos daba todos los detalles y para mí eso simboliza este platillo y esta postal", contó la chef.

Para cerrar el menú salado se degusta una tradicional enchilada de mole negro sobre una capa de carne de cerdo, y el punto final llega con un arroz con leche acompañado de frutos rojos frescos y en conserva.

Pese a ser reconocida como la mejor en su área y seguir cosechando los triunfos de un arduo trabajo durante varios años, Ruiz no se confía y "no se la cree de más", ya que recuerda que siempre se puede seguir aprendiendo e innovando.

"La vida siempre se encarga de mantenerte en el piso, por ejemplo, la pandemia, nos llegó a poner a todos un 'estate quieto'; además mi familia siempre me tiene muy aterrizada, mi papá todo el tiempo me dice que no olvide de dónde vengo y que yo nací en un pueblito, así que siempre me mantengo con los ojos bien abiertos", confesó.

Al ser cuestionada sobre el sabor que daría a la pandemia, Gaby no duda en responder que la gama de sabores estaría en lo amargo.

"Alguna carne, algún alimento de origen animal, como ternera o cerdo, cocinado con algún toque amargo como chocolate oscuro y chiles secos, definitivamente estaría en la parte oscura-triste de la gama de sabores", concluyó Ruiz.

Publicidad

Tags

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad