Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Carmela y Sal se suma a 'Mesa segura' e invita a reactivar la economía local

El restaurante de la chef Gaby Ruiz está siguiendo todas las medidas implementadas por el gobierno de la Ciudad de México, para recibir a sus clientes de la forma segura en esta época de pandemia.
miércoles 14 octubre 2020
Personal de Carmela y Sal
Personal de Carmela y Sal.

Ante la crisis sanitaria derivada de la pandemia por el Covid-19, los restaurantes en México tuvieron que cerrar sus puertas por 100 días; según cifras brindadas por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) se estima que hasta ahora 90 mil restaurantes han tenido que cerrar definitivamente y el número podría crecer hasta 122 mil.

En Ciudad de México al menos siete mil restaurantes se han visto obligados a despedir a empleados y cerrar sus puertas hasta nuevo aviso, ya que no resulta rentable la situación. Es por ello que en conjunto con el gobierno, la CANIRAC ha implementado un protocolo de Mesa segura, para invitar a los comensales a visitar los negocios de la industria alimentaria en el país.

Publicidad

El restaurante Carmela y Sal, propiedad de la chef Gabriela Ruiz Lugo , perteneciente a la CANIRAC invitó a Quién a conocer el protocolo de seguridad implementado en sus instalaciones para invitar a los comensales a visitar nuevamente el negocio, que desde hace tres años ha cristalizado los sueños de la Mejor Chef, reconocida así en 2019 por la lista México Gastronómico.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de octubre (da clic en la imagen)

El protocolo Mesa segura surge como respuesta a la necesidad de cuidar a las personas en esta difícil temporada, en la que los hábitos de todos se han transformado en busca de salvaguardarse del coronavirus. Como primera medida, todos los restaurantes tuvieron que reducir el número de mesas y sillas, dejando un total de 30 por ciento de aforo, mientras el semáforo permanezca en color naranja.

En Carmela y Sal, al igual que en todos los negocios afiliados a la CANIRAC, también se realiza un cuestionario proporcionado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el que se pregunta a los visitantes si han presentado algún síntoma relacionado al Covid-19; los meseros y personal que brinda atención en el lugar deben portar en todo momento careta, cubrebocas y sanitizar de forma constante sus manos. La toma de temperatura también se hace al ingresar al restaurante.

La distancia entre comensales es de 1.5 metros y cada servicio es perfectamente desinfectado antes de servir un nuevo platillo. En Carmela y Sal, el empresario Rafael López Rubi Calderón conversó con Quién sobre la severa afectación que vivieron en estos meses.

"La pandemia vino a evidenciar que los empresarios mexicanos no están preparados para una crisis, se debe tener un fondo de al menos tres meses para que cualquier negocio pueda sobrevivir, en estos 100 días nosotros no despedimos a nadie, afortunadamente, trabajamos desde aquí con envíos a domicilio, pero definitivamente fue un golpe duro para todos", indicó Rafael.

Publicidad

Respecto al gran cambio que vivió el restaurante de la chef Gabriela Ruiz, en el que normalmente hay que realizar una reservación con varias semanas de anticipación, fue la propia Gaby quien platicó lo difícil que fue para ella de pronto ver el lugar sin comensales.

"Fue muy triste y hasta impactante, de ver todo esto lleno y saber que afortunadamente mucha gente nos visita, a no ver nada, a ver completamente frenado y vacío esto, pero estamos tomando todas las medidas para que vengan con seguridad, nosotros tenemos todo un sistema en el que hay 'personas en la banca' y si lamentablemente existiera un contagio entre quienes estamos, entrarían ellos, así que estamos cubiertos en todos los sentidos", dijo Gaby.

Tanto Ruiz como Rafael indicaron la importancia de reactivar la economía en el sector, ya que aceptan que un restaurante es una fuente de empleo que no puede dejarse a la deriva, por lo que invitan a los comensales a asistir con todas las medidas a probar su nuevo menú, Postales en días de lluvia, inspirado en historias muy cercanas de Gaby, lleno de sabores vibrantes y significados.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad