Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Oscar 2017 desktop header
Oscar 2017 desktop header

¿Ganar un Oscar te ayuda a la longevidad? Pues parece que a esta actriz sí

Olivia de Havilland, la sobreviviente del Hollywood clásico, es la única actriz ganadora de un Oscar que tiene más de 100 años... y contando.
viernes 24 febrero 2017
Olivia De Havilland
Olivia De Havilland Olivia De Havilland

Durante una noche de gala de hace 14 años, una multitud se pone de pie y suelta numerosos aplausos ante la figura que tiene frente: una mujer de cabello cano, labios rosados y un elegante vestido azul. La mujer avanza, sonriente y compalcida ante lo que mira enfrente, el reconocimiento de decenas de actores a su trayectoria como una de las mejores estrellas del Hollywood clásico, una mujer que cambió, además, el paradigma sobre las condiciones laborales en el mundo artístico.

"Esta noche es memorable para mí. Desde la útima vez que estuve aquí hace 53 años mucho ha cambiado, excepto nuestro amor por el cine y su habilidad para inspirarnos y ayudarnos en los tiempos difíciles", sentenció con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, Olivia de Havilland, en el cumpleaños 75 de los premios Oscar, la sexta vez que estaría presente en dicha ceremonia.

Publicidad

Este año, el 1 de julio, Olivia cumplirá 101 años. Hasta hoy, es la única actriz centenaria que ha ganado un Oscar y que es recordada por mucho más que sus películas. Aunque es verdad que las estatuillas no le han dado ningún poder sobrenatural para vivir tantos años, sin duda siempre será recordada como la actriz que vivió más tiempo con dos Oscars en su casa.

Lo cierto es que tiene cinco nominaciones al Oscar, la primera por Mejor Actriz de Reparto a causa de su papel como Melanie Hamilton en Lo que el viento se llevó (1939) y cuatro más por Mejor Actriz; de ellas ganó dos por Mejor Actriz en las películas La vida íntima de Julia Norris (1947) y La Heredera (1949).

La década de los 40 fue precisamente la era de oro de esta actriz de nacionalidad estadounidense-británica (aunque nació en Tokio), una época en la que también se incrementó su rivalidad con su hermana la actriz Joan de Havilland, mejor conocida como Joan Fontaine, quien participó en el debut estadounidense del director Alfred Hitchcock.

Pero Olivia resaltó aún más por la llamada "Sentencia de Havilland", el resultado de un proceso jurídico que la actriz inició contra Warner Brothers. Todo empezó cuando exigió tener mejores papeles y la productora decidió suspenderla durante seis meses sin paga, al término de este periodo, la cinematográfica quiso renovar contrato pero agregando esos seis meses perdidos sin ningún beneficio para Olivia.

Ella, sin temor alguno y apoyada por la experiencia en el derecho de su padre, demandó a Warner. Fue la primera estrella en emprender acciones lagales contra su fuente de trabajo, algo que la dejó tres años sin empleo hasta que la resolución le dio la razón y puso en alto el derecho de tener contratos de trabajo justos en Hollywood.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad