Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • punto-1.jpg
  • royals.jpg
  • bodas-poster-meghan.jpg

Clint Eastwood en Gran Torino

Walt Kowalski, un inflexible veterano de guerra, pasa la vida retirado y cuidando su más grande posesión: un Gran Torino 72. Cuando unos adolscentes intentan robárselo, no saben en qué problema están.
Walt Kowalski, un inflexible veterano de guerra, pasa la vida retirado y cuidando su más grande posesión: un Gran Torino 72. Cuando unos adolscentes intentan robárselo, no saben en qué problema están.
GRAN TORINO Walt Kowalski, un inflexible veterano de guerra, pasa la vida retirado y cuidando su más grande posesión: un Gran Torino 72. Cuando unos adolscentes intentan robárselo, no saben en qué problema están. (Foto: Cortesía)

Gran Torino es muy posiblemente la despedida de Clint Eastwood como actor. Experto intérprete de hombres duros, desde El Bueno, El Malo y El Feo o Harry El sucio; pero no sólo se trata de personajes duros, sino entrañables. Clint Eastwood es único. Con 78 años, dos premios Óscar como director, por Million Dollar Baby y Los imperdonables, la academia se ha negado hasta este momento a otorgarle uno por su larga lista de actuaciones. Clint Eastwood dirige y actúa el drama Gran Torino. Esta es su primera interpretación tras haber actuado en el filme ganador del Óscar “Million Dollar Baby”.


Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

Eastwood encarna a Walt Kowalski, un inflexible veterano de la Guerra de Corea, con voluntad de hierro, pero que vive sólo en un mundo que se va desmoronando. La inmigración le cambia la cara a las colonias tradicionales del medio oeste de Estados Unidos, y son ellos, “los chinos”, como él los llama, los que le ayudan a enfrentar sus viejos prejuicios. Walt Kowalski es un obrero automotriz ya retirado que vive en Detroit y ocupa sus días tomando cerveza y encerando su Gran Torino 1972, un coche que es su orgullo y representa todo lo que ya no es. La historia se desarrolla tras la muerte su esposa, Dorothy, quien como último deseo, le pide al párroco del barrio que le tome la confesión a su marido. Pero para Walt, un amargado veterano de la guerra de Corea, que tiene su rifle M-1 limpio y listo para usar, no hay nada que confesar. Sus viejos vecinos ya no están. Se han mudado o se murieron. Ahora los reemplazan inmigrantes Hmong, del sudeste de Asia, a los que él desprecia. Detesta casi todo lo que ve: los cambios en el barrio, el abandono de las casa, las caras extranjeras que lo rodean; las pandillas Hmong que actúan sin un porqué, los adolescentes latinos y africanos que se creen los nuevos dueños del vecindario. Walt simplemente está dejando pasar su vida esperando el fin. Eso es hasta que alguien intenta robarle su auto Gran Torino del 72. Clint Eastwood es un actor consagrado, y esta vez nos ofrece una obra con su título más personal, no por nada es el actor, director y hasta la voz de la canción que cierra los títulos.

Actúan: Clint Eastwood, Bee Vang, Ahney Her y Christopher Carley Dirige: Clint Eastwood

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad