Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¡Adiós al acné! Desde tu cocina

La receta más fácil y deliciosa que te asegura una piel de envidia.
martes 10 marzo 2015
La receta más fácil y deliciosa que te asegura una piel de envidia.
Máscarilla 3 La receta más fácil y deliciosa que te asegura una piel de envidia. (Foto: iStock)
La combinación más dulce  con ingredientes 100% naturales
La combinación más dulce con ingredientes 100% naturales

Publicidad

Ese delicioso plato de yogurt con fresas y miel que podrías desayunar es tan sano para tu cuerpo como para tu piel. La mezcla de estos ingredientes utilizados como mascarilla ayudan a eliminar el acné sin lastimar ni resecar la piel, por el contrario la dejan hidratada y luminosa. ¿Sabes por qué?

Una fruta fresca y rica en propiedades que te hacen bien
Una fruta fresca y rica en propiedades que te hacen bien


Las fresas

Tienen un alto contenido de ácido salicílico, utilizado en muchos tratamientos anti-acné.

La miel

Sus alfa hidroxi-ácidos exfolian la piel suavemente. Contiene encimas naturales (que se convierten en peróxido de hidrógeno) e inhibinas que limpia la piel y evita la proliferación de bacterias. Su contenido de vitaminas y minerales, aunado a otros componentes, además de hidratar, ayudan a regenerar la piel, disminuyendo manchas y cicatrices.

El ingrediente que no debe faltar ni en tu piel ni en tu plato
El ingrediente que no debe faltar ni en tu piel ni en tu plato


El yogurt

El ácido láctico , aunado a la vitamina A y el zinc, ayudan a calmar la irritación, limpiar, desinfectar y suaviza los poros, además de darle a la piel una apariencia luminosa y tersa.

La combinación más dulce  con ingredientes 100% naturales
La combinación más dulce con ingredientes 100% naturales


La receta

¼ de taza de fresas frescas y lavadas. 200ml de yogurt natural ( de preferencia orgánico) 2 cucharadas de miel Mezcla los ingredientes en la licuadora y aplica de inmediato sobre tu rostro limpio. Deja actuar por 20 minutos o media hora y enjuaga con agua fría. ¡Piel suave, sin granitos y en un dos por tres!

Tags

Publicidad
Publicidad