Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La exposición en las redes sociales sus riesgos (sobre todo en estas fiestas)

Hablamos con la escritora y experta en desarrollo humano, Rayo Guzmán, autora de Screenshot, un libro que explora la el lado “inocente” de una simple herramienta del mundo digital
viernes 17 diciembre 2021
La escritora Rayo Guzmán
La escritora Rayo Guzmán

Todos los que tenemos redes sociales y un teléfono inteligente, estamos expuestos, y aunque no hay que vivir con miedo, sí debemos tener precaución a la hora de compartir imágenes y opiniones, sobre todo en estas fiestas de fin de año, en la que el número de publicaciones aumenta.

¿Rayo, cómo ha cambiado la dinámica social con el uso de las redes?

Se ha transformado sin importar dónde nos encontremos, porque podemos comunicarnos con nuestros familiares, amigos, colegas de trabajo, incluso con desconocidos, de manera instantánea y gratuita. La paciencia en las interacciones es asunto del pasado. Somos presas del deseo de la respuesta inmediata, de nuevos estándares de interacción y seres de interconexiones globales con acceso ilimitado a todo tipo de información.

Publicidad

Incluso ha modificado nuestra forma de celebrar cuando estamos juntos…
Ha tenido efectos positivos y negativos. Por un lado estamos “más cercanos” y, por otro, la adicción al uso de los dispositivos nos perturba la calidad de convivencia presencial. Todos hemos observado, o sido protagonistas, de escenas de encuentros en donde los participantes en lugar de propiciar el diálogo, están sumergidos en sus chats.

Hablas de efectos positivos y negativos, ¿a cuáles te refieres?
Los beneficios son muchos: la proximidad sin importar fronteras, culturas o ideologías, la cercanía de nuestros seres queridos, la exposición masiva de productos, el acceso a información social, educativa, política y cultural instantánea, etc. Sin embargo sus riesgos son cada día más evidentes. Desde la circulación de contenidos falsos con intenciones dolosas, hasta la divulgación de discursos de odio. El ciberbuyllyng, el ciberacoso, el grooming, la extorsión, fraudes, y la exhibición de mensajes compartidos en privado que, a través de una simple captura de pantalla, se trasladan a lo público, vulnerando la integridad de seres humanos.

¿Qué debemos hacer?
Debemos tener conciencia de que en el mundo digital nada es privado. Es mentira que “compartes algo en lo íntimo”, porque a pesar de que utilices el mensaje directo, el inbox o el correo electrónico, un screenshot puede convertir lo privado en público. Por eso recomiendo ser cada día más responsables de lo que compartimos. Si estás enojado, emocionalmente vulnerable, mejor no publiques nada hasta sentirte en equilibrio. Hay que recordar que, aunque te arrepientas y borres un mensaje, un post o una conversación, siempre puede existir alguien que tome una captura de pantalla y conserve la evidencia.

Screenshot
Screenshot

¿Qué hacer si alguien tiene un screenshot de algo que nos compromete?
Buscar apoyo legal, psicológico, una red afectiva que brinde su soporte. Hemos sido testigos en los últimos años de casos de esta índole que incluso han llevado al suicidio a jóvenes que han sido víctimas de ciberbullyng. También de casos como el de Olimpia Coral Melo, la poblana que fue exhibida por su expareja en un video íntimo sin su consentimiento. Gracias a ella, nació la Ley Olimpia.

Publicidad

¿De qué trata Screenshot, tu nuevo libro?
Es un libro de 16 relatos en donde cada personaje narra una experiencia que se detona a partir de una captura de pantalla. De una manera ágil y entretenida, Arturo Morell, mi coautor y yo, tocamos teman profundos que nos atañen a todos. Un libro que deben leer adolescentes, jóvenes y también los padres. Todos estamos inmersos en el mundo digital, expuestos, vulnerables. Hay casos que tal vez te roben una sonrisa porque te identificarás. Otros, te invitan a la reflexión sobre la calidad del universo digital que compartimos y cómo podemos contribuir para hacer ese espacio un sitio más seguro. Temas como el ciberacoso, el sexting, el ciberbulyng, la extorsión, los influencers, la likemanía, y otros, son tocados a través de cada historia narrada.

¿Cómo se te ocurrió la idea?

Arturo Morell y yo somos amigos desde hace muchos años y siempre habíamos hablado de escribir algo juntos. Nos interesaba un tema de actualidad y en el que ambos pudiésemos contribuir en cuanto responsabilidad social. El tema de las redes sociales nos atraía, sin embargo vimos que ya había mucho escrito al respecto. Entonces, investigando, nos percatamos que no había nada escrito específicamente sobre la captura de pantalla y sus riesgos. Así nació la idea, nos pusimos manos a la obra y nos sentimos muy contentos con el resultado.

¿Alguna vez tuviste una cuestión complicada a causa de un screenshot?
Soy muy despistada y mi mala costumbre de a veces querer responder de inmediato ( lo cual no es necesario, ya lo aprendí), me ha hecho enviar información a la persona equivocada o al chat indebido. No falta quién se percate de mi error y me mande screnshot diciéndome: “mira lo que enviaste al grupo”. A veces ha sido incómodo, he pedido disculpas, otras me da risa la situación a mí y a los involucrados. A todos nos puede pasar.

Rayo Guzmán
Rayo Guzmán

¿Qué podemos esperar de Rayo Guzmán para el 2022?
Seguiré escribiendo, sigo trabajando en una novela larga, en un par de proyectos de relatos e inventando nuevas cosas. Esperemos que el escenario sea propicio para reactivar conferencias presenciales, las cuales hasta el día de hoy mantengo online. Anhelo que el 2022 sea un año de esperanza para todos, que los aprendizajes obtenidos durante la contingencia sanitaria nos conviertan en seres más empáticos, mejores y más solidarios.

Publicidad
Publicidad
Publicidad