Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Hamilton alcanza la inmortalidad

La exitosa carrera del piloto británico ha estado marcada por rudas rivalidades, como se evidenció en el Gran Premio de México, donde logró su cuarta corona mundial a pesar de finalizar noveno lugar.
miércoles 01 noviembre 2017
Lewis Hamilton
Lewis Hamilton Lewis Hamilton vuelve a coronarse.

Lewis Hamilton se repuso de un choque, posiblemente intencional, de su perseguidor Sebastian Vettel en el arranque del Gran Premio de México, para conquistar su cuarto título mundial a pesar de finalizar en el noveno puesto, en el Autódromo Hermanos Rodríguez, siendo el peor resultado obtenido por el británico en 2017.
La primera vuelta fue la más dramática de la carrera. Los monoplazas de Max Verstappen, Vettel y Hamilton arrancaron con furia. El auto del holandés fue el más potente, pero Vettel no quiso ceder y su Ferrari impactó el alerón del Red Bull. Hamilton también pasó al alemán, quien se fue sobre la llanta trasera del Mercedes y ambos acabaron en los pits para cambiar neumáticos y alerones.
Verstappen, en tanto, logró escaparse y ya no soltaría la punta hasta la bandera a cuadros, mientras Vettel y Hamilton se dedicaron a escalar posiciones. El Ferrari llegó hasta la cuarta posición y el inglés hasta el noveno, suficiente para coronarse.

Mercedes y Hamilton
Mercedes y Hamilton mantienen su condición de ganadores.
Publicidad

Inmortal del volante
A sus 32 años, el británico consolida su condición de inmortal del automovilismo al conquistar su cuarto título: 2008 con McLaren y los restantes 2014, 2015 y 2017 con la escudería alemana ubicándose solo por debajo de Michael Schumacher con siete, y el ‘Chueco’ Juan Manuel Fangio con cinco, entre los máximos campeones de la historia, junto con el propio Vettel y Alain Prost.

Autódromo Hermanos Rodríguez
Un duelo que hizo vibrar el Autódromo de los Hermanos Rodríguez.

Marcado por las rivalidades
La furiosa reacción de Vettel muestra la crudeza de su rivalidad con Hamilton. El primer incidente ocurrió en Bakú, la octava carrera de 2017, cuando Hamilton se mantenía en el liderato, seguido por Vettel hasta la vuelta 19, ambos detrás del auto de seguridad. Cuando la carrera reinició, Vettel esperaba la aceleración de Hamilton, pero esta no fue tan potente que chocó con el Mercedes. Ambos intercambiaron fuertes palabras, a lo cual está acostumbrado Lewis desde el inicio de su carrera.
En su campaña de novato en McLaren en 2007, tuvo como coequipero a Fernando Alonso, quien venía de ser bicampeón con Renault. Hamilton no se resignó a ser actor de reparto esa campaña y la relación se volvió tan agria, que ambos terminaron un punto por debajo del Ferrari de Kimi Raikkonen. Al siguiente año, Alonso regresó a Renault y Hamilton fue campeón.
En 2013, Hamilton llegó a Mercedes y lo que inició como una amistad con su coequipero Nico Rosberg, terminó convirtiéndose en una fiera rivalidad. Las colisiones de 2014 en Mónaco y Bélgica, se repitieron en 2016 en España, año en que Rosberg se coronó.

Debido al gran talento con el que cuenta Lewis Hamilton, a veces se olvida la fiereza de su temperamento y su ambición por ganarlo todo, cualidades que quizá lo conviertan en el mejor piloto de toda la historia, sobre todo si se mantiene ese binomio exitoso con la invencible Mercedes.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad