Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

¿Es en serio? Britney Spears invita a su mamá a tomar un café

La cantante le propuso a su mamá que se tomen un café juntas, pero la cuestión es que hace unos meses reveló públicamente que Lynne le impedía beber café.
jue 22 diciembre 2022 08:45 AM
"The Four Feathers" Premiere - Los Angeles
Britney Spears, Lynne Spears

Britney Spears invitó a su mamá Lynne a tomar un café juntas después de asegurar públicamente hace unos meses que le había prohibido tomar cafeína e incluso le escondía cualquier bebida que contuviera esta sustancia durante los 13 años que duró su tutela legal.

Publicidad

Lynne se disculpó con su famosa hija en varias ocasiones por todo el "dolor" que le causó a raíz del acuerdo al que llegó con su antiguo esposo Jamie Spears, permitiéndole que se convirtiera en el tutor de la cantante durante casi todo el tiempo que duró la medida y que, en la práctica, tomara sus decisiones personales, médicas y financieras desde febrero de 2008 hasta que fue suspendido del cargo en septiembre de 2021.

Hasta ahora Britney se había mostrado muy dura con su madre y con su hermana Jamie Lynn, acusándolas en varias ocasiones de quedarse de brazos cruzados mientras ella era obligada a trabajar sin casi descanso para ganar un dinero que no podía gastar sin autorización previa. Sin embargo, no está claro si está dispuesta a perdonar y olvidar.

Britney le ha hecho llegar la propuesta mencionada anteriormente a través de Instagram, y podría ser tanto un comentario sarcástico como una invitación genuina para tratar de acercar posturas.

"Después de no tomar café durante 15 años ... ¡¡¡Mamá, ahora podemos ir a tomar café juntas!!! Ahora se me trata como a una igual ... ¡¡¡tomemos un café y hablemos de ello!!!", le propuso la princesa del pop a través de Instagram.

 

En octubre Lynne le rogó a la cantante que la desbloqueara en la red social para que pudieran hablar en persona, lo que provocó que Britney le respondiera en términos muy poco amables para, en resumen, dejar claro que no estaba interesada en nada de lo que tenga que decirle.

Pese a que quiere claramente retomar el contacto con su hija, Lynne sigue creyendo que hizo lo correcto cuando permitió que se le impusiera una tutela. Así lo ha repetido en la primera entrevista que ha concedido en una década, al tabloide The Sun, en la que ha asegurado: "Dios mío, ¿dónde estaría ahora sin esa tutela? No voy a pintar ningún cuadro bonito; esa tutela fue muy dura y sin ella no sé si ahora estaría viva".

     
    Publicidad