Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

EXCLUSIVA: Altair Jarabo y Frédéric Garcia, un amor sin fronteras

En cuestión de días, la actriz supo reconocer las cualidades del empresario francés y, de inmediato, decidió que pasaría el resto de su vida con él.
jueves 14 octubre 2021
Altair Jarabo y Frédéric Garcia
La pareja vivirá entre Francia y México, de acuerdo a sus agendas laborales.

El tiempo es algo sumamente relativo para esta pareja de recién casados. Altair Jarabo, de 35 años, y Frédéric Garcia, de 55, han sabido aprovechar cada instante de sus vidas desde el momento en que se cruzaron sus caminos.

Nuestro equipo fue cómplice de este par que, desde su llegada al Hotel Pug Seal Allan Poe, nos dejó claro que están sumamente enamorados. Tienen una conexión tan especial que salta a la vista: más allá de los besos y los abrazos, saben comunicarse con solamente una breve mirada o gesto.

Nos sorprendió su naturalidad para posar juntos frente a la cámara y, sobre todo, para platicar ampliamente sobre su corta, pero intensa historia de amor que cada día se pone mucho mejor. Mientras Altair estaba en sesión de maquillaje y peinado, Frédéric nos presumía orgulloso uno de sus hobbies: la música. “Yo tocaba en un grupo en Francia, por eso decidí tocar en mi propia boda”, comentó con un acento muy peculiar entre el francés y el español.

Publicidad

Aunque Frédéric llegó hace 20 años a México y dice ser más mexicano que francés, al hablar no puede negar sus orígenes. Él es un hombre entregado a su trabajo y, desde que pisó tierra azteca (las playas de Cancún en 1999, para ser exactos), ya no quiso regresar a su país. “Me nombraron Embajador del Consulado de Francia en Cancún”. Después, la empresa europea Airbus lo nombró presidente de la compañía aquí en México y, finalmente, fungió como Presidente del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales de México. Ha brindado asesoría a Alfonso Romo, Jefe de Oficina de la Presidencia, para crear una política industrial. Ha contribuido en el desarrollo de proyectos que han ayudado a sacar al país adelante, fomentando inversiones, creando empleos y también ayudando a la reconstrucción del país tras el terremoto de 2017. No por nada, cuenta con dos importantes condecoraciones.

Frédéric Garcia
El empresario ha contribuido a una relación bilateral entre Francia y México.

“Yo te digo de qué se tratan”, interrumpió rápidamente Altair porque hablar de los logros de su marido le enorgullece. “Frédéric recibió condecoraciones súper importantes que le dan a hombres increíbles. Una es el ‘Águila Azteca’, en México, y la ‘Legión de Honor’, en Francia. Vale la pena presumirlas”, advirtió la actriz con una sonrisa mientras su esposo alegaba que ella era su mejor “PR”. Garcia porta estas insignias en la solapa de su traje.

Altair Jarabo
Desde el momento en que conoció a Frédéric Garcia, la actriz supo que pasaría el resto de su vida con él.

La admiración entre ambos salta a la vista. Entre cada cambio de vestuario siempre hubo piropos y porras de lo bien que cada uno se veía y se sentía. El amor de esta pareja no se puede esconder y su historia marca la pauta para pensar que el destino puede sorprendernos en el momento menos esperado.

Publicidad

¿Dónde se conocieron?
AJ: Nos conocimos en casa de una amiga en común aquí en CDMX.
FG: Fue una reunión de negocios y gracias a otras actividades nos volvimos a encontrar semanas después. Cuando salimos y comenzamos a platicar, casi de inmediato dije ‘Ella es la mujer de mi vida’.

¿En ese momento pensaste en que te casarías con él?
AJ: Creo que las cosas se dan en orden. Te mentiría si dijera que tenía el vestido en la cajuela o que soñaba cómo sería el vestido de mis damas porque no era así. Pero desde las primeras etapas de la relación, sí me vi pasando el resto de mi vida con él, y actuamos en consecuencia. Me siento cuidada, acompañada... es un hombre con mucha experiencia que no solo me hace sentir segura sino también muy feliz.

¿Qué fue lo que te conquistó de Frédéric?
AJ: Supe reconocer en muy poco tiempo todas sus cualidades y dije ‘Este hombre no se me va’. Es cariñoso, inteligente, exitoso y muy reconocido por su labor a través de los años, tanto en México como en Francia.

Publicidad

¿En qué momento llegó la idea del compromiso?
FG: Sucedió en nuestro viaje a Francia y fue de las últimas cosas buenas del año 2020. Se planeó muy bien porque le pedí matrimonio al cuarto para las 12 de la noche, para terminar bien el 2020 y empezar mejor el 2021. Respeté las formas, le propuse y ella dispuso.
AJ: Fue un momento mágico en un lugar que parecía de película. Si alguien lo hubiera filmado, habría sido como sacado de un cuento de hadas. Al llegar a Francia conocí al resto de su familia, que es maravillosa, y quedé más encantada con él.

Altair Jarabo y Frédéric Garcia
La pareja vivirá entre Francia y México, de acuerdo a sus agendas laborales.

Y en ese momento comenzaron los preparativos de la boda…
AJ: Como un hombre valiente, él se aventó casi toda la organización solo.
FG: Todo fue inspirado por Altair y se trataba de hacer las cosas bien. Felizmente así fue. Cuando decidimos que fuera en Francia, por razones obvias de idioma y de organización, era más fácil para mí hacerlo. Pero todo lo planeamos, ejecutamos y gozamos juntos. Al llegar al Château de Vallery, no necesitamos más de cinco minutos para decidir que ahí sería.
AJ: Queríamos que la boda fuera un mes antes, pero por cuestiones de pandemia y lo que implicaba el viaje para nuestros invitados, se fue retrasando la fecha.
FG: Queríamos que el clima fuera favorable para nuestros amigos y eso nos obligó a acercarnos al verano.

Pero sus invitados estaban felices viviendo una boda 100% francesa.
FG: Casi todos nuestros amigos mexicanos nos dijeron ‘No voy a ir desde México para escuchar mariachis ni comer chilaquiles. Queremos una experiencia francesa’. Y lo hicimos así.
AJ: Todavía no descartamos la idea de organizar en algún momento un coctel o una cena aquí en México para quien no pudo acompañarnos y, ahora sí, hacerlo a la ‘mexicana’.

Altair Jarabo y Frédéric Garcia
La actriz y el empresario se casaron el 16 de agosto en París, Francia.

¿Cómo dividirán su tiempo entre su residencia en Francia y México?
AJ: Nuestras carreras ayudan en ese sentido. La mía es cíclica porque me ocupo algunos meses y tengo otros libres. Frédéric puede atender gran parte de sus responsabilidades de manera remota. Si yo le pidiera que me acompañe a México lo haría si puede y, en mi caso, estaría lista para irme a Francia feliz de la vida. La idea es cuadrar nuestros calendarios lo mejor que podamos.
FG: Ahora me dedico a proyectos de asesoría. Tengo inversiones en empresas de Estados Unidos y puedo acomodar mis tiempos para esta belleza de Altair.

¿Cómo ha cambiado su vida ahora de casados?
AJ: Muchísimo. Somos un equipo para la vida. Me siento mucho más feliz ahora.
FG: También me siento muy feliz con ella. Muy estable. Esta unión me dio un nuevo rumbo y estoy feliz de compartirlo con ella. Una vez, cuando hablamos de boda me advirtió ‘Si lo hacemos, es de por vida’. Eso terminó por conquistarme. Estamos comprometidos a construir algo bueno, bonito y ya veremos cómo se nos presenta la vida juntos.

Altair Jarabo y Frédéric Garcia
Los recién casados esperan organizar una cena o coctel en CDMX para quienes no pudieron acudir a su boda en París.

¿Cómo describirían su encuentro, su amor y su corta relación en medio de una pandemia?
FG: Somos una pareja eficiente. El año del Covid nos recuerda que nada es para siempre y todo puede cambiar en cuestión de minutos. Creo que la lección más importante, además de cuidarse, es la capacidad de adaptación, porque los que sobreviven no necesariamente son los más inteligentes y fuertes, sino los que se adaptan con facilidad y toman las decisiones en el momento.

¿Cuáles son sus planes a corto plazo?
AJ: Adecuar nuestros calendarios para formar nuestra familia. Como ya lo he dicho, la maternidad tendrá que esperar. Y lo digo con toda claridad: quiero a Frédéric para mí sola un buen rato. Quiero disfrutar algunos años de mi matrimonio viajando y haciendo lo que nos gusta. Sigo activa y seguramente encontraré pronto un proyecto que me ponga pronto en la pantalla.

Publicidad
Publicidad