Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Julián Gil presume la espectacular boda de su hija Nicolle en Madrid

El actor compartió en redes sociales los pormenores de este gran evento tanto para él como para toda la familia que pudo viajar al Viejo Continente.
viernes 10 septiembre 2021
BODA-HIJA-JULIAN-GIL.JPG

Julián Gil llegó a Madrid para protagonizar uno de los papeles más importantes de su vida: el de papá al entregar a su hija Nicolle en el altar.

Hoy fue el gran día para él y toda la familia que viajó a Madrid para atestiguar la unión religiosa de su hija mayor y el español Íñigo Ariño en una ceremonia espectacular. Para Julián se trató de una doble emoción pues, además de entregar a la novia como lo hace un padre, fungió como su padrino.

Publicidad

Julián no pudo ocultar su cara de felicidad, nostalgia, orgullo y emoción durante toda la ceremonia que se llevó a cabo en una iglesia del centro de Madrid.

Nicolle, la novia, lució espléndida con un vestido de cola larga, una corona y un lindo ramo de rosas blancas.

El actor aprovechó este hermoso ‘pretexto’ de la boda para poder ver a toda su familia que viajó desde su natal Argentina. La mayoría aterrizó en Madrid a principios de esta semana para, en conjunto, prepararse para el gran momento de Nicolle, disfrutar la ciudad en familia y celebrar la vida.

Publicidad

Pero Julián no iba solo. Valeria Marín, su novia, viajó con él para apoyarlo y estar presente en uno de los días más importantes de su vida. La pareja aprovechó los momentos previos a la boda para recorrer la zona histórica de la ciudad. Julián y Valeria pasearon por la Plaza Mayor de Madrid y comieron en el restaurante Lucio, uno de los más antiguos.

Desde temprana hora, Julián no dejó de ‘documentar’ cada instante previo a la boda religiosa de Nicolle. Más tardes, siguió la fiesta con el baile a tope y los brindis para celebrar a la pareja de recién casados.

Publicidad

Un matrimonio a prueba de todo

Nicolle e Íñigo se convirtieron en marido y mujer en octubre de 2019 ante la ley (su boda religiosa estaba planeada en marzo de 2020 en Puerto Rico).

Más allá de la pandemia, el retraso del enlace religioso se hizo tras recibir una noticia devastadora para los recién casados: Íñigo tenía cáncer.

La boda de Nicolle Gil y el español Íñigo Ariño se pospuso un año por el cáncer que padeci´´o el empresario.
El apoyo de Nicolle fue fundamental para que Íñigo pudiera superar su enfermedad.

Fue Julián Gil quien dio a conocer la triste noticia y la decisión de la pareja de posponer la boda por la Iglesia hasta nuevo aviso. Por fortuna, el yerno del actor salió adelante y los planes de esta linda ceremonia se reactivaron de nuevo y solo cambiaron de lugar: Madrid.

Sin duda, esta fecha debía celebrarse a lo grande y, por lo mismo, Íñigo aprovechó la especial unión en la iglesia para agradecer el apoyo fundamental de su esposa para superar su enfermedad. Julián fue quien compartió este emotivo momento en el que su yerno agradece el apoyo de su esposa.

Julián Gil aplaudió la valentía de su yerno y aplaudió el hecho de vencer una de las pruebas más difíciles que les puso la vida.

Publicidad

Finalmente, el actor posteó las fotos oficiales del orgulloso padre junto a sus hijos mientras los recién casados todavía continúan disfrutando de una gran fiesta en la Finca El Campillo en Madrid.

Tags

Publicidad
Publicidad