Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

Rocío Sánchez Azuara revela qué deterioró la salud de su hija, Daniela

Daniela Santiago sufrió un infarto que ocasionó varios daños irreversibles
lunes 17 agosto 2020
rocio-sanchez-azuara-daniela.jpg
Daniela Santiago y Rocío Sánchez Azuara eran muy cercanas.

El 23 de septiembre se cumple un año de la muerte de Daniela Santiago, hija de Rocío Sánchez Azuara, quien continúa con su proceso de duelo después de este golpe tan duro.

La conductora estuvo como invitada en el programa El minuto que cambió mi destino en el que recordó justo el momento que detonó el deterioro en la salud de su hija, quien ya llevaba 20 años luchando contra un lupus eritematoso sistémico.

Publicidad

La conductora de La 3era en discordia reveló que el deterioro de su primogénita empezó en julio del año pasado, cuando sufrió un pre infarto.

“Un conato de infarto puede ser una diarrea, puede ser un vómito. Entonces ella empezó a vomitar en el baño, se salió de la regadera e inmediatamente se fue (al hospital de) nutrición.

“Llegando a urgencias le dio el infarto, se murió 3 minutos 58 segundos, la pudieron revivir, pero ya no quedó bien. (Tuvo) deterioro del riñón, le ataca la bacteria (por un catéter), (tenía) dos válvulas mal y ya no salió del hospital”, contó Rocío Sánchez Azuara al periodista Gustavo Adolfo Infante.

La conductora también habló del momento en que murió su hija, pasaje del que ya ha hablado en otras ocasiones.

“Daniela nació en mis brazos y se fue en mis brazos. No murió, Daniela trascendió y fue algo que hablamos, que nos prometimos entre muchas cosas. Se fue en paz. Por supuesto que me duele, pero yo prefiero saberla donde está que verla sufrir como sufrió”, aseguró.

 

Durante la entrevista, Rocío Sánchez Azuara también recordó que su primer esposo (y papá de su hijo Jorge Arturo) le llegó a pegar. “Es la única persona que me ha golpeado en la vida y para mí fue una gran falta de respeto porque mis padres jamás me pegaron”.

Rocío reconoció que de hecho, cuando ya había tenido a su primer hijo, su ex la tiró al piso y debido al golpe se le abrió la herida de la cesárea.

“Fue algo muy feo y muy duro. No lo permití en ese momento, a mi manera, a mi modo. Yo misma me la suturé (la herida) con agua oxigenada. Me daba mucha vergüenza”.

La conductora no quiso que su familia se enterara del ataque de su ex pareja. “Si yo decía la verdad mi familia se iba a enterar y no te quiero platicar lo que podía pasar. Somos gente muy pacífica, pero los huastecos también, cuando nos tocan lo que queremos, nos ponemos bien bravitos”. Luego del ataque, la conductora se divorció.

Luego se volvió a casar, esta vez con el cantautor Carlos Lara, papá de Daniela, quien ya estaba casado. Aunque acordó con su hija Daniela no hablar de estos aspectos negativos, Rocío Sánchez Azuara sí reveló que gracias a unos recibos de teléfono, se dio cuenta de que su esposo ya estaba casado.

Al darse cuenta de su engaño, terminó la relación y así, embarazada de cinco meses de Daniela, se fue a Veracruz, donde nació su hija.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de mayo (da click en la imagen)

 
Publicidad