Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vanessa Huppenkothen confiesa angustiada su grave estado de salud

La presentadora de deportes recayó en el hipertiroidismo que la puso en riesgo de muerte en 2015
miércoles 18 diciembre 2019
75208789_141197440537323_8355611360274222611_n.jpg
Vanessa Huppenkothen

Vanessa Huppenkothen confesó con tristeza que nuevamente tiene hipertiroidismo, peligrosa enfermedad que la tuvo al borde de la muerte en el año 2015.

Junto a sus resultados médicos, la periodista relató en su cuenta de Instagram: “Mi más grande miedo otra vez. Luego de sufrir una tormenta tiroidea, durante 4 años mi tiroides estuvo en niveles normales. Esta semana, en un examen rutinario, la T4 o Tiroxina salió disparada (20.2 cuando el rango máximo es de 12.2)”.

Publicidad

Posteriormente, Vanessa contó la manera en que tomó esta situación. “Ayer estuve llorando todo el día, es una situación complicada: subir de peso, hincharte, retener líquido, que ninguna dieta te funcione, la dosis exacta de medicamento, no tener energía, taquicardias... pero tengo 2 opciones: A) Seguir llorando y deprimirme B) Afrontarlo. Me voy mil veces por B... La alimentación y el ejercicio son mis grandes aliados”, contó.

Acto seguido, Huppenkothen reconoció el impacto que ella puede provocar en la gente que tiene este mismo padecimiento.

 

“El 10% de la población mundial sufre alteraciones de tiroides, voy a compartir mi proceso porque sé que mucha gente lo padece y aunque a veces la tristeza y desesperación nos gane, sepan que yo estoy pasando por lo mismo y ayudaré en lo que pueda. Que sirve y que no para activar y acelerar el metabolismo... De entrada, a eliminar estos alimentos que son veneno para la tiroides: Brócoli, azúcar, harinas blancas, col, durazno, pera”, explicó.

View this post on Instagram

Post ATain... #tamily #TracyAnderson

A post shared by Vanessa Huppenkothen (@vanehupp) on

Finalmente, Vanessa Huppenkothen se dio ánimos y concluyó su mensaje con la frase: “El esfuerzo será el doble al de una persona sana, pero vamos Vane, tú puedes 🏼”.

 

En noviembre de 2015, Vanessa estuvo tres días internada a punto de un infarto cuando le detectaron que tenía descontrol en su glándula tiroides, motivo que la orilló a tomar un descanso total hasta que en febrero de 2016 regresó a trabajar.

Publicidad
Publicidad