Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El desesperado recurso de Montserrat Oliver para que Yolanda dejara el alcohol

La modelo llegó a darle vasos con yodo y agua para engañarla e intentar así que ya no siguiera consumiendo alcohol.
miércoles 04 diciembre 2019
Yolanda Andrade,  Montserrat Oliver
Montserrat Oliver y Yolanda Andrade.

Montserrat Oliver y Yolanda Andrade tuvieron una relación amorosa durante 10 años y en ese tiempo vivieron momentos muy felices y otros amargos, como cuando falleció el papá de Yolanda. Debido a esa pérdida, la actriz se sumió en el alcohol y llegó un momento en el que su pareja no sabia qué hacer para alejarla de la bebida.

Los intentos de Montserrat para que Andrade dejara esa adicción fueron muchos, e incluso recurrió a una medida desesperada para que se alejara de la bebida, sobre todo cuando se iban de fiesta, momentos en los que a pesar de que Yolanda ya había bebido demasiado, quería seguir tomando más y más.

Publicidad

De viva voz, la modelo reveló que llegó un momento en el recurrió a una medida no muy común pero sí desesperada para intentar que Yolanda cortara de tajo con su alcoholismo.

“Estaba ahogada y todavía me pedía más drink. Agarraba yodo. Agarraba agua, le echaba yodo, para que se viera como whisky, y hasta mero arribita le echaba un chorritito de whisky y no lo movía. (Así se lo entregaba)”, reveló Oliver en una reciente emisión del programa que conducen juntas, Montse y Joe.

El problema era que aunque Yolanda caía en el engaño, al final quería más alcohol, pues sentía que su bebida no era lo suficientemente fuerte para ella.

Publicidad

"Entonces yo (bebía) y decía, neta el alcohol no me sabe, necesito algo más fuerte”, contó Yolanda Andrade , quien también confesó en entrevista con Joaquín López Dóriga que llegó a beber dos botellas diarias.

“Mi papá se fue con esta mujer (su amante) y yo le dije: ‘Para mí estás muerto, ni me hables cabr*n’, y efectivamente esa misma noche se murió, le dio un infarto fulmimante; entonces, yo me sentí muy culpable, me sentí muy mal, yo no podía con la pena, sufrí mucho y ese sentimiento se me quitaba con el alcohol.

“Me tomaba dos botellas diarias, intenté suicidarme con una pistola y no se me quitaba ese dolor y el alcohol me calmaba y vivía mi vida, según yo normal, porque era alcohólica productiva”.

Publicidad

Luego de varios intentos, por fin acudió a un centro de rehabilitación donde logró superar su adicción al alcohol.

View this post on Instagram

Como te va mi amor ?

A post shared by Yolanda Andrade (@yolandaamor) on

“(Al salir del centro de rehabilitación) Yo vi una piedra y pensé, ‘esa piedra es mi papá’. Y dije, ‘papá, ya no quiero cargar con esta culpa. Te pido perdón, no era lo que deseaba. Cuando llegue a esa piedra te voy a abrazar y ya no quiero cargar esta culpa’. Le dije: ‘perdóname, se acabó’ y me liberé”.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad