Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los disfraces más polémicos de Halloween (de famosos incluidos)

Estas fechas son la excusa perfecta para vestirse con el propósito de provocar miedo, pero en algunas ocasiones se comenten 'epic fails' que hieren susceptibilidades.
jueves 31 octubre 2019
Tábata Jalil
La conductora Tábata Jalil sorprendió a los televidentes y a sus colegas con su disfraz.

El Halloween es el momento perfecto para asumir personalidades que provoquen miedo o, en Estados Unidos, algunos aprovechan para usar sus atuendos más sexys. Pero hay ocasiones en que un outfit hace mofa de figuras en el ojo del huracán —algo que lo mismo es aplaudido y criticado— y algunas personas, celebs incluidas, han cometido epic fails con sus disfraces.

El conteo de los más polémicos de Halloween arranca con uno que se popularizó este 2019, el de Sarita Sosa; fue la conductora del programa Venga la alegría, Tábata Jalil, la que se atrevió a vestirse como la segunda hija de José José, lo que recordó la antipatía que el pueblo de México siente por la joven, debido a toda la polémica que rodeó la muerte del intérprete de El triste.

Publicidad

Mientras el costume de Sarita genera más humor, no para la afectada, pero sí para el resto de la gente, hay otros que provocan una molestia generalizada y han hecho que quienes los utilizan sean duramente criticados, y hayan tenido que ofrecer disculpas públicas, por petición incluso del Comité Paralímpico Internacional.

Shaun White
En Halloween de 2018, el atleta cometió este error.

Fue el caso de Shaun White, tres veces medallista olímpico de oro, quien se vistió como Simple Jack, personaje de Una película de guerra (2008); su elección se tomó como una burla para la gente con discapacidad y fue criticado por el Comité Paralímpico Internacional y el atleta tuvo que ofrecer disculpas a través de su cuenta de Twiiter.

Le debo una disculpa a la comunidad de los Juegos Paralímpicos por la pobre elección de mi disfraz de Halloween la otra noche. Fue una decisión de último minuto. Y fue la peor. Hicieron bien en contactarme y hacérmelo saber. Hace un excelente trabajo apoyando a extraordinarios atletas y me disculpo por ser insensible. Lección aprendida

Publicidad

En 2017, en uno de los momentos más complicados en la relación diplomática entre Estados Unidos y toda la región latinoamericana surgió un disfraz con el que se trató de generar humor ante las deportaciones generalizadas. La vestimenta incluía una botarga de Donald Trump, una playera de la Selección Mexicana y una caja, que más que divertir, ofendió a varios.

Ese mismo año sucedió el cambio de sexo de Bruce Jenner, que se convirtió en un momento viral, en particular su aparición —ya como mujer— en la portada de la revista Vanity Fair, por lo que uno de los disfraces más buscados de aquel momento fue el que recreaba a la publicación en la que aparició por primera vez Caitlyn Jenner.

Caitlyn Jenner
También en 2017, uno de los disfraces más buscados fue el de la transformación de Bruce Jenner, en Caitlyn.

En 2016, de una tragedia para Kim Kardashian —el robo en un hotel de París— surgió un disfraz que provocó todo tipo de comentarios y que lanzó la marca Costumeish, en el que la propuesta era convertirse en la curvilínea empresaria, cuando fue amordazada y la encerraron en el baño, mientras la despojaron de seis millones de dólares en joyas.

Kim Kardashian
El mal momento que vivió Kim Kardashian en París, inspiró en 2016 este disfraz.

Publicidad

En 2015, el actor Harry Hamlin y su pareja, Lisa Rinna, se disfrazaron de Sid Vicious y Nancy Spungen, quien fue asesinada, por lo que su elección ya era polémica , pero terminó de hacerse un escándalo, porque la camiseta del actor tenía una esvástica nazi, por lo que causó todas las críticas posibles.

Harry Hamlin y Lisa Rinna
Harry Hamlin utilizó una playera en la que había una esvástica nazi que causó molestia.

Los errores más épicos

Si de meterse con una cultura hablamos, la de India parece ser la elegida por excelencia. En 2008, la súpermodelo alemana Heidi Klum hizo enojar a la comunidad hindú en Estados Unidos tras disfrazarse de la diosa Kali para su famosa fiesta anual de disfraces. Fue tanto el enojo, que se le pidió disculparse, pero no sucedió.

Heidi Klum
Al final, la alemana no se disculpó por utilizar a la diosa como su disfraz de Halloween.

En 2005, la prensa internacional no podía creer lo que veía: el príncipe Harry se disfrazó de soldado nazi, por lo que se convirtió en la portada de periódicos y revistas. Sin embargo, a través de un comunicado oficial, el hijo de Diana y Carlos pidió disculpas y reconoció que había sido una muy mala decisión de disfraz.

Príncipe Harry
El hijo de Diana de Gales y el príncipe Carlos se arrepintió de elegir este atuendo.

A diferencia de Harry, Chris Brown no pidió disculpas por elegir como disfraz para la fiesta de Halloween de su entonces novia Rihanna, un atuendo terrorista. Incluso, el rapero se hizo acompañar de sus amigos, quienes armados con pistolas, balas y explosivos hicieron burla de la situación en el Medio Oriente.

Chris Brown
Para la fiesta de Halloween de Rihanna, al rapero le pareció muy buena idea este disfraz colectivo.

Si hay una cosa que es tan mala como meterse con la cultura o religión de alguien, es hacerlo con su raza. La campeona de Dancing With the Stars, Julianne Hough, no pensó que para su disfraz de Crazy Eyes, de OITNB, pintarse la cara de color, tampoco sería bien visto.

Julianne Hough
La ganadora de 'Dancing With the Stars' cometió este gran error.

Publicidad