Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Salma Hayek confiesa que fue víctima del machismo mexicano

La productora explicó que la primera vez que trató de levantar un proyecto en el país, no recibió el apoyo esperado; habló de la situación en Coatzacoalcos, Veracruz.
martes 10 septiembre 2019

Salma Hayek está de visita en el país para promocionar Monarca, que produce a través de Ventanarosa, al lado de Lemon Films y Netflix, plataforma que se sumó luego de que la cadena estadounidense para la que originalmente estaba planeada la serie decidiera no transmitirla. Ese apoyo del que hoy la veracruzana disfruta no siempre estuvo presente.

En particular en México, Salma sintió en carne propia el machismo tan arraigado en la cultura en general y también en el universo cinematográfico; en conferencia de prensa, Hayek se sinceró y recordó lo complicado que fue lograr producir en su tierra, aunque aceptó que con el paso del tiempo ve una clara evolución.

Publicidad

“Tuve experiencias donde traté de hacer cosas en México y sí sentía, aunque tenía una carrera importante fuera del país, cierto machismo al tratar de levantar una película en específico aquí, como mujer y productora. Creo que el país ha avanzado muchísimo esta vez que venimos”, aceptó Hayek.

Elenco Monarca
Hayek agradeció a sus actores: Osvaldo Benavides, Rosa María Bianchi, Irene Azuela y Juan Manuel Bernal, el compromiso que mostraron al filmar 'Monarca'.

Salma también quiso comparar la manera tan distinta de producir en Hollywood y aquí: “En Estados Unidos hay mucha más industria y mercado, se hacen tantas cosas, aunque también hay más competencia y tienes mucho más de donde escoger. Pienso que es un momento importantísimo en México para el cine y la televisión”.

La productora detalló que está orgullosa de ser parte de la ola de directores, escritores y actores que potencializan el quehacer audiovisual de nuestro país: “Compañías como Netflix están haciendo esa gran diferencia, empieza haber más competitividad y eso es súper sano porque hay más trabajo”.

Publicidad

Guarda silencio para cuidar de México

Salma aprovechó su visita a México para aclarar por qué postea muy poco en sus redes sociales acerca de la problemática que enfrenta nuestro país en el tema de inseguridad y sólo hizo eco al atentado en el que murieron 25 personas en un bar en su natal Coatzacoalcos, Veracruz, en el que exigió que termine tanto sufrimiento en un país que lo tiene todo.

“Es verdad que hablé de lo que había pasado en Coatzacoalcos. La verdad es que me gustaría poner muchísimas otras cosas, pero no lo hago porque la mayoría de mis seguidores son del extranjero, entonces lo mejor que puedo hacer por México no es enojarme por la violencia o los feminicidios, que todo me preocupa, si yo lo pongo en Instagram no harán nada aquí.

Pero lo van a ver en el resto del mundo porque atraigo la atención a los problemas que nos pueden afectar con el turismo y con inversionistas, entonces no subo más porque es mi manera de proteger a México y podría quedar bien, pero eso no me interesa, sino poner mi granito de arena para que el país camine a un lugar más positivo”, abundó Hayek.

Salma Hayek
Durante su encuentro con los medios de comunicación, Salma Hayek se portó amable y cercana.

Publicidad

Retrata a un México moderno

La visita de Salma a la Ciudad de México fue para presentar la serie Monarca con la que intenta enviar varios mensajes a los más de 190 territorios a los que llegará gracias a la plataforma de Netflix, dos en particular: la modernidad de nuestra nación y el empoderamiento de las mujeres a través del personaje de Irene Azuela, Ana María.

“Es bonito que el personaje de Ana María es una mujer profesionista e inteligente, que pelea por las mujeres, pero en el momento en el que le dicen que debe manejar algo tan grande (un imperio tequilero), no sabe si es capaz, eso lo vivimos las mujeres del mundo y ojalá al verlo recuerden con valentía que podemos hacer eso y más”, finalizó Hayek.

Publicidad