Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Tras 8 años de silencio, Kris Humphries habla de su divorcio de Kim Kardashian

El jugador de basquetbol Kris Humphries, ha revelado por fin los estragos de su polémico divorcio de la estrella de reality.
Kris Humphries
Kris Humphries, Kim Kardashian

Antes de que Kanye West se cruzara en su camino, Kim Kardashian ya había estado casada en dos ocasiones: con el productor musical Damon Thomas, del 2000 al 2003, y con el jugador de la NBA Kris Humphries, con quien solo aguantó casada 72 días en 2011.

Ahora el deportista ha roto su silencio sobre su matrimonio con la estrella televisiva coincidiendo con el anuncio este martes de su retiro de las canchas, para recordar el revuelo mediático que se generó en torno a su separación y el acoso continuo que tuvo que soportar en los años posteriores.

Publicidad

"A ver, yo debería haber sabido en qué me estaba metiendo. No era consciente de lo mucho que iba a cambiar mi vida, desde luego. Pero lo que me molesta de verdad es escuchar a la gente decir que fue todo una farsa. Hay muchos aspectos de ese mundo que no son completamente ciertos, pero en lo que respecta a nuestra relación, era cien por cien real", asegura en un ensayo escrito para el portal especializado The Players' Tribune en el que admite que pecó de ingenuo mientras se adentraba en la vida definida por la telerrealidad y la fama de su ex.

"Cuando empezó a resultar evidente que las cosas no estaban funcionando... ¿qué puedo decir? Fue lo peor. Nunca resulta sencillo afrontar el bochorno que implica pasar por algo así, frente a tu familia y a tus amigos... Pero cuando además debes hacerlo enfrente de todo el mundo, de manera tan pública, resulta brutal".

Esa experiencia, según reconoce, le cambió de forma permanente: pasó de ser una persona con un carácter extrovertido y confiado a recelar de cualquiera que se le acercara por la calle -debido a sus encuentros con completos desconocidos que intentaban grabarlo o que le increpaban sin razón aparente- y a sufrir ataques de ansiedad cuando se encontraba en medio una multitud.

"Hubo un año en que atravesé un mal momento. No quería ni salir de casa. Sentía... no sé... que el mundo me odiaba, sin conocerme siquiera", reconoce en el texto, en el que afirma que durante una temporada muy larga deseó poder ser cualquier otra persona que no fuera Kris Humphries.

En el plano profesional su asociación con los Kardashian también le pasó factura. Lo peor, en su opinión, fueron los abucheos masivos a los que se enfrentó en sus partidos porque le hacían sentir que había perdido para siempre el respeto de la afición.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad