Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Inesperada revelación de la rivalidad entre Christina Aguilera y Britney Spears

Christina aseguró que su rivalidad con su antigua compañera Disney no fue más que una estrategia publicitaria que le dolió al verse representada como la chica mala del pop
miércoles 29 agosto 2018
Las dos fueron las máximas estrellas juveniles a finales de los 90.
Las dos fueron las máximas estrellas juveniles a finales de los 90.

Por primera vez en casi una década, Christina Aguilera y Britney Spears vuelven a estar de plena actualidad en el mundo de la música, la primera con el lanzamiento inminente de su disco 'Liberation' y la segunda con su gira de conciertos tras dar carpetazo a su exitosa residencia en Las Vegas, y resultaba casi inevitable que las comparaciones volvieran a surgir.

En la primera década del milenio, las artistas eran dos antiguas alumnas de la factoría de Mickey Mouse con una prometedora carrera por delante a las que la industria quiso enfrentar en una competición por hacerse con el título de Princesa del pop. De hecho, en la gala de los MTV VMA de 2003 ambas se subieron al escenario junto a la reina indiscutible, Madonna, en una especie de duelo por ver quién sería su sucesora.

Publicidad

Eventualmente la carrera de Christina tuvo cambios en su estilo que la alejaron del sonido más comercial a partir de su disco 'Stripped' y su antigua compañera de Disney se encumbró como la estrella pop del momento, hasta que sus problemas personales -con divorcio e ingresos en rehabilitación por medio- precipitaron una caída de la que tardó años en recuperarse a nivel profesional.

Sin embargo, quien esperara presenciar una segunda ronda de esa antigua rivalidad ahora que vuelven a primera línea de actualidad se quedará muy decepcionado, ya que tal rivalidad nunca existió más allá de como una maniobra publicitaria. O al menos eso es lo que sostiene Christina, que además ha reconocido que siempre le dolió verse retratada como la rebelde sin causa frente a la angelical Britney.

"Es duro escuchar cómo dicen cosas así de ti", admite en conversación con la revista Cosmopolitan. "Recuerdo que me dolía mucho ver cómo en esos anuncios de la MTV se nos comparaba a Britney, retratada como la chica buena, y a mí, que era la mala. La cuestión es que, si pretendías ser recatada e inocente, entonces perfecto, no pasaba nada. Pero cuando intentabas ser tú misma, entonces te volvías una persona problemática".

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad