Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Actriz de Smallville, acusada de tráfico sexual, trató de reclutar a Emma Watson

Allison Mack, quien acaba de ser arrestada por el delito de tráfico sexual buscó a la actriz de Harry Potter para convencerla de que se uniera a la organización NXIVM
miércoles 25 abril 2018
Allison Mack y Emma Watson
Allison Mack y Emma Watson Allison Mack buscó a Emma Watson para hablarle de la organización. (Foto: Getty Images / Especial.)

El escándalo de la organización NXIVM parece no tener fin y cada día se destapan más incidentes relacionados con la empresa, acusada de realizar prácticas sectarias de supuesta esclavitud sexual.

Por una parte, Emiliano Salinas, director de la división mexicana de NXIVM renunció a la empresa la semana pasada, y ahora acaba de salir a la luz que Allison Mack, la actriz de la serie Smallville miembro de la empresa y acusada por el delito de tráfico sexual, intentó en 2016 reclutar nada menos que a ¡Emma Watson!

Publicidad

Y es que Mack buscó a la estrella de 'Harry Potter' a través de varios mensajes en Twitter en los que le decía que quería tener un encuentro con ella para platicarle sobre un movimiento “de desarrollo humano único” . Aquí los mensajes:

“@EmWatson, participo en un movimiento de desarrollo único humano y de mujeres que me encantaría contarte. Como compañera actriz puedo identificarme tan bien a tu visión y a lo que quieres ver en el mundo. Creo que podríamos trabajar juntas. Déjame saber si quisieras charlar”, se lee en el mensaje.

También le escribió:

“@EmWatson ¡gracias por el empujón! ¡Me encantaría charlar con una compañera capaz de cambiar las cosas! #DíadelaMujer”. Además de Emma Watson, Allison Mack también trató de captar a la cantante Kelly Clarkson, con un mensaje muy similar:

“@kelly_clarkson, escuché que eres fan de 'Smallville'. ¡Yo soy fan tuya! Me encantaría charlar en algún momento”.

Según informó el Daily Mail en noviembre, la actriz Allison Mack era la encargada de liderar NXIVM, una supuesta "secta sexual" que operaría bajo la fachada de una organización de "autoayuda".

Dicha organización -cuyo objetivo aparente es ayudar a las personas a eliminar las barreras emocionales para alcanzar la autosuperación- ha sido investigada por 'The New York Times', medio que reveló que, para poder ser parte del grupo, las mujeres son obligadas a ceder información comprometedora a su "maestra" y son marcadas en su cadera con hierro caliente con el fin de que lleven las iniciales de su fundador, Kaith Rainere.

El medio británico asegura que Allison Mack era la persona que está a cargo de la "hermandad" de mujeres dentro de la secta denominada DOS.

Publicidad