Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

Así se defiende Anne Hathaway de los 'body shamers' por su aumento de peso

La actriz de 35 años de edad se previno de las probables críticas hacia su cuerpo, al anunciar que está ganando peso para un papel en una película
Anne Hathaway
Anne Hathaway Anne Hathaway fue captada esta semana en un gimnasio de Hollywood, California. (Foto: Backgrid/The Grosby Group/Lagenc)

Ante la posibilidad de que un inoportuno paparazzi se encargara de revelar los cambios que está experimentando su físico con la fotografía menos favorecedora posible, Anne Hathaway ha querido adelantarse a la situación y explicar con sus propias palabras por qué ha engordado considerablemente -y seguirá haciéndolo- al tiempo que recomienda a sus haters que no malgasten sus esfuerzos tratando de ridiculizarla por ello.

"Estoy ganando peso para un papel en una película, y está yendo muy bien. A todas las personas que me van a criticar por gorda en los próximo meses, el problema son ustedes, no yo", ha declarado la actriz junto a un video de una sesión de entrenamiento en la que ya luce una figura más robusta de lo habitual en ella.

Publicidad

Por el momento la estrella no ha querido dar más detalles sobre ese próximo proyecto, aunque lo cierto es que ya se ha confirmado su participación en al menos dos nuevos filmes: 'The Lifeboat', en el que dará vida a una joven viuda acusada de asesinato que narra cómo sobrevivió a su marido en un naufragio, y 'Live Fast Die Hot', en el que se meterá en la piel de una madre primeriza.

Al margen de para qué papel en concreto esté preparándose, lo cierto es que Anne tiene experiencia de sobra lidiando con las críticas; tras hacerse con su primer Oscar en 2013, se convirtió en una de las celebridades más detestadas de Hollywood por razones tan misteriosas como poderosas, pero que probablemente tenían algo que ver con su imagen pública demasiado perfecta y una excesiva exposición mediática. En aquella época, que por suerte parece haber dejado atrás, aprendió a ignorar el acoso en las redes sociales y los insultos innecesarios, una habilidad que le resultó también muy útil cuando debutó en la maternidad y de pronto se vio sometida a un intenso escrutinio para comprobar cuánto tiempo tardaba en recuperar su silueta previa al embarazo.

"No hay nada malo en ganar peso durante el embarazo (o en cualquier otro momento)", aseguraba en aquel momento. "No tienes por qué avergonzarte si tardas más de lo que esperabas en perderlo (si es que quieres perderlo, para empezar). Y no pasa nada por tirar la toalla y decidir hacerte tus propios pantalones cortos con unos vaqueros porque los del verano pasado son demasiado pequeños para los muslos que tienes este año. Los cuerpos cambian, evolucionan, encogen. Todo es amor (no dejes que nadie te diga lo contrario)", escribía la intérprete en su cuenta de Instagram pocos meses después de dar a luz, mientras mostraba orgullosa el resultado de su buena maña con las tijeras.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad