La hija de Carrie Fisher no asistió al memorial de su mamá y de su abuela, ¿por?

La actriz Billie Lourd, hija y nieta respectivamente de las fallecidas intérpretes, prefirió no asistir al acto de homenaje que se celebró el pasado sábado en su honor.
Debbie Reynolds y Carrie Fisher en los Emmy 2011.
 Debbie Reynolds y Carrie Fisher en los Emmy 2011.  (Foto: Cortesía)

Aunque el memorial que tuvo lugar el pasado sábado en el cementerio Forest Lawn (California) para conmemorar el segundo mes que ha transcurrido desde la trágica muerte de las actrices Carrie Fisher y Debbie Reynolds fue concebido precisamente como un acto eminentemente familiar, ahora ha salido a la luz que la joven Billie Lourd (24), hija y nieta, respectivamente, de las famosas intérpretes, no asistió a la ceremonia y, en su lugar, prefirió pasar el día con su padre, Bryan Lourd, y su actual pareja, el también actor Taylor Lautner, en un concurrido restaurante de Los Ángeles.

Por el momento se desconocen los motivos por los que la artista de 24 años y su papá prefirieron no hacer acto de presencia durante el emotivo acto de homenaje, pero, como publica ahora el diario The New York Post citando a testigos presenciales, el resto de comensales del citado local pudieron advertir que los tres disfrutaron de un "animado" almuerzo y que, solo un par de horas después, todos abandonaban el local de la forma más "discreta" posible.


Al margen del sinfín de especulaciones que ha generado la decisión de Billie de no hacer acto de presencia en el lugar donde reposan los restos mortales de su madre y de su abuela, lo cierto es que la explicación más plausible en relación con esta circunstancia reside en el hecho de que Todd Fisher, hermano e hijo de las actrices, optó por hacer que el evento fuera público y, por tanto, abierto a todos aquellos amigos y admiradores que quisieran presentar sus respetos.

Teniendo en cuenta que, desde la muerte de Carrie y Debbie, Billie Lourd ha tratado de mantenerse en todo momento en un discreto plano ante la intensa cobertura mediática que generaron ambos sucesos, no debería resultar sorprendente que la intérprete se haya decantado por recordar a las dos mujeres más importantes de su vida en la intimidad y evitando aglomeraciones innecesarias.

Su actitud, en el fondo, no difiere demasiado de la que, pocos días antes de morir su madre Carrie, exhibía su abuela Debbie al confesar que no estaba dispuesta a afrontar una idea tan dolorosa como la de tener que enterrar a su hija -a la que le unía una estrecha y en ocasiones conflictiva relación-, una decisión que, según su propio hijo Todd, habría jugado un papel decisivo en su repentina muerte.

"Cuando Carrie murió, mi madre decidió cambiar sus planes un poco. Mi madre siempre me dijo: 'No quiero verme obligada a ir al funeral de mi hija. Quiero que me entierren con ella'. Sinceramente, no tenía ni idea de que nos iba a abandonar justo el día siguiente, pero me miró a los ojos como si me estuviera pidiendo permiso para irse, y después los cerró y se fue a dormir para siempre. Fue una manera muy hermosa de marcharse", reza parte del conmovedor discurso que Todd ofreció a los presentes en el mencionado acto de homenaje celebrado el sábado.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Cine mexicano se despide de estereotipos
No te pierdas
×