Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Aunque han pasado 8 años, Michelle Williams no supera la muerte de Heath Ledger

Aunque la actriz se considera una persona fuerte que prefiere no centrarse en el dolor, la muerte del padre de su única hija sigue siendo un tema difícil de sobrellevar para ella.
miércoles 30 noviembre 2016
Michelle Williams
Michelle Williams Ella y el fallecido actor tuvieron a Matilda. (Foto: Pascal Le Segretain/Getty Images)

Pese a que han pasado ya ocho años desde la muerte de Heath Ledger debido a una sobredosis, Michelle Williams -su expareja y madre de su única hija, Matilda- sigue sin ser capaz de aceptar la cruda realidad de su fallecimiento, debido a lo duro que le resulta pensar que Matilda tendrá que crecer sin su presencia.

"Para ser sincera, en casi todos los demás aspectos soy una de esas personas que cree que es mejor aceptar las circunstancias, la situación en la que te hallas y todo lo que haya podido pasarte. En todos los sentidos menos en uno, y eso es el hecho de que Matilda no tenga a su padre a su lado. Eso es algo con lo que nunca podré... Nunca lo aceptaré", confesó la intérprete en una entrevista a Porter.

Publicidad

El director de la cinta, Christopher Nolan, recibió el premio en el nombre del actor.
El actor murió hace 8 años.

En lo que a respecta al terreno sentimental, ser una madre soltera que educa en solitario a su hija no le facilita precisamente la tarea de conocer a posibles candidatos con los que rehacer su vida.

"Es todo un proceso de aprendizaje. Siempre pienso: 'Dios mío, ¿cómo podría explicar mi situación?'. Desde luego, es un tema delicado para mí, y es verdad que nunca pensé que seguiría teniendo citas con 36 años y una hija de 11. No es lo que imaginaba para mí", reconoce la rubia actriz, que en el momento del fallecimiento de Heath Ledger llevaba ya varios meses separada de él.

A Matilda Ledger le encanta jugar y la ropa que le proporcione comodidad.
Elal es Matilda Ledger, le encanta jugar y la ropa que le proporcione comodidad.

Aunque Michelle no descarta la idea de volver a enamorarse y casarse, por otra parte tampoco quiere que un hipotético miedo a sentirse sola le llevara a tomar una decisión equivocada o precipitada.

"Soy como un gato. Soy una criatura hogareña a la que le gusta quedarse en casa y cuidar de los suyos. Me siento muy a gusto sola, y solo porque me gustaría estar con alguien no significa que eso vaya a empujarme a casarme con la persona equivocada", sentenció.

Publicidad