Los que trataron de ser cool y fallaron

Ellos están acostumbrados al éxito y por lo mismo piensan que todo lo que hagan será visto como algo cool, pero no podrían estar más equivocados.
Ellos están acostumbrados al éxito y por lo mismo piensan que todo lo que hagan será visto como algo cool, pero no podrían estar más equivocados.
 Ellos están acostumbrados al éxito y por lo mismo piensan que todo lo que hagan será visto como algo cool, pero no podrían estar más equivocados.  (Foto: AFP Images)

Kanye West

El rapero no es precisamente conocido por sus buenos modales ni por la humildad en su ser, sino un poco de lo contrario. En los MTV Video Music Awards del 2009, llegó el momento de premiar al mejor Video Femenino, el cual ganó Taylor Swift y cuando se encontraba apenas comenzando su discurso de agradecimiento (por el que estaba sumamente emocionada), un Kanye West bastante molesto subió al escenario arrebatando el micrófono a la cantante, alegando que el premio debió habérselo llevado su amiga Beyoncé. Kanye pensó que siendo el ícono musical idolatrado por miles que es, podía hacer algo de tal magnitud y ser considerado como un acto de valentía y lealtad con la novia de su mejor amigo, cuando lo único que demostró es su falta de respeto hacia los demás. Kanye, ser cool no incluye pisotear a los demás a tu antojo y cumplir tus caprichos, apréndetelo.

Britney Spears

Tal parece que los premios MTV son el escenario perfecto para demostrar lo vulnerables que son las celebridades y lo fácil que pueden caer en el ´epic fail´. En este caso le tocó a Britney cuando en el 2008 se esperaba un triunfal regreso de su parte, y ella, confiada en ser la princesa del pop, pensó que con salir a escena ya sería considerado algo cool, por el simple hecho de ser ella y haber renacido de las cenizas. Pero esas cenizas se las llevó el viento y la actuación de Britney estuvo muy lejos de ser cool; la vimos con un sobrepeso notable, sin coordinación alguna en sus movimientos, una voz pobre y un performance que fue todo menos espectacular. Nada que ver con las memorables actuaciones a las que nos tenía acostumbrados como el sexy baile con una pitón o el beso con Madonna.

Sacha Baron Cohen

Sacha, en su papel de The Dictator, creyó que sería muy gracioso y cool, tirar las supuestas cenizas de un cuerpo encima de Ryan Seacrest, en plena alfombra roja de los Oscar, con smoking y todo, no que eso sea lo grave del asunto. Es una línea muy delgada la que divide la comedia y la originalidad, de lo irrespetuoso y lo grosero. No es la primera "broma" que hace de este estilo, ya había puesto su trasero desnudo sobre la cara de Eminem, cosa que detestó el rapero.

Will Smith


Will Smith en Seven Pounds.
 Will Smith en Seven Pounds.  (Foto: AFP Images)

Es un actor aclamado y sobre todo querido por millones de fans, y eso es algo que se ha ganado a pulso por sus memorables actuaciones y su gran personalidad fuera de la pantalla. Pero hasta el mejor de los actores tiene un tropiezo originado por el exceso de confianza en sí mismo, y es así que Will escogió una historia sumamente pretenciosa en donde en un afán por sentirse el salvador de la humanidad, decide escoger a los afortunados que recibirán sus órganos cuando él muera, queriendo sacarnos las lágrimas casi a la fuerza. Creemos que es un intento desesperado por hacerse pasar como un héroe de la vida cotidiana que además rogaba por una nominación al Oscar. Agradecemos que eso nunca haya pasado y que Will haya regresado sus pies a la tierra. Eres cool por naturaleza Will, no necesitas forzarlo porque ya viste el desastre que resulta.

Madonna


Madonna
 Madonna  (Foto: AFP Images)

Ella debería estar consciente de su edad, y ese es el factor principal por la que creemos que la reina del pop intenta desmedidamente seguir siendo cool, pero falla en el intento. La máxima expresión de esto fue cuando en el 2012, ella fue el esperado acto del medio tiempo del Super Bowl y nuestras expectativas se vieron destrozadas al presenciar a una porrista de 53 años cantar su tema Gimme All Your Lovin´, el cual parecía más una canción sacada del soundtrack de Hannah Montana, que un nuevo himno de la mujer más influyente en el pop. Parece que simplemente va perdiendo su toque día a día.

Lady Gaga

La controversia siempre la rodeará, a veces justificada y a veces no; este es uno de los casos en los que creemos que Lady Gaga pudo habérsela evitado. La Mother Monster se presentó en el Festival SXSW donde cantó Swine, uno de los temas de su último disco y para el cual invitó a la artista -bastante alternativa- Millie Brown, quien pinta por medio de vómito, y en este caso el lienzo fue el cuerpo de Gaga. Algo que no puede explicarse en palabras y es mejor que vean el video. Simplemente podemos agregar que lejos de ser cool, lo encontramos desagradable, insano y desesperado.

Bjork


Bjork en la ceremonia de los Oscar.
 Bjork en la ceremonia de los Oscar.  (Foto: AFP Images)

La moda es un campo ideal para intentar ser cool, y desgraciadamente, fácil de fallar en el intento. Esto lo sabe bien Bjork, quien en el 2001 asistió a una de las ceremonias más elegantes y de mayor etiqueta en el mundo: los Oscar. La islandesa decidió que era buena idea, siendo lo alternativa que es, usar un vestido vaporoso que terminaba en la cabeza de un cisne que envolvía el cuello de la cantante. Definitvamente un intento frustrado de querer parecer cool y terminar luciendo francamente ridícula.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: El último video de Chester Bennington antes de suicidarse
No te pierdas
×