Unos mezcales con Mario Sepúlveda

La estrella de musicales tiene un nuevo proyecto para E! Entertainment Television con el cual se estrena en la pantalla chica y nos cuenta todo al respecto entre mezcales sabor jamaica.
La estrella de musicales tiene un nuevo proyecto para E! Entertainment Television con el cual se estrena en la pantalla chica y nos cuenta todo al respecto entre mezcales sabor jamaica.
 La estrella de musicales tiene un nuevo proyecto para E! Entertainment Television con el cual se estrena en la pantalla chica y nos cuenta todo al respecto entre mezcales sabor jamaica.  (Foto: Alan Carranza)

La primera vez que tuve oportunidad de platicar con Mario Sepúlveda aún era protagonista de 'Despertando en Primavera' en el Teatro San Jerónimo. La razón por la que lo recuerdo (y creánme, queridos lectores que es algo para recordar) es porque en aquella ocasión, terminando la entrevista, me presentó a sus papás.

Quiero dejar una cosa en claro. Eso no pasa. En todos mis años cubriendo espectáculos jamás me había sucedido que un actor decidiera orgulloso presentarme a sus papás. Y esa pequeñísima anécdota habla mucho de quién es Mario Sepúlveda.

Ahora con el estreno de 'Wake Up! with no make up', la primera serie de ficción para E! Latinoamérica, cité a Mario en el Mexinaco (una cantina en pleno corazón de la Condesa que te transporta a un paraíso kitsch entre carteles de Lyn May y pinturas de Rigo Tovar, en cuanto pones un pie dentro). Quería ver cómo le estaba yendo, quería saber si estaba listo para dejar los escenarios de los musicales y cambiarlos por la pantalla chica.

Mario llegó con la sonrisota que lo caracteriza. Chamarra de piel a la James Dean, bromeando de entrada "¡No tomo!" cuando le pongo enfrente el primer mezcal frappé sabor jamaica (que en Mexinaco llaman el Tin Tan). Su acento norteño más marcado que nunca. Luego de vivir seis meses en Argentina para la grabación de "Wake Up", Mario se tuvo que aferrar a sus raíces mexicanas para no empezar a hablar a la "che"; el acento regio que se había ido diluyendo poco a poco durante su estancia en la ciudad de México renació de entre las cenizas com el fénix.


Mario Sepúlveda probó los Tin Tanes de jamaica en el Mexinaco
 Mario Sepúlveda probó los Tin Tanes de jamaica en el Mexinaco  (Foto: Alan Carranza)

Mario es originario de Monterrey. Ahí nació, creció y estudió hasta la licenciatura. Primero Ingeniera Industrial y de Sistemas y finalmente Comunicación, luego de darse cuenta de que en realidad lo suyo, lo suyo era el taller de teatro de la UDEM. "Llegó un momento en el que mis papás me decían, 'Ya Mario. Ya'. Estaba en tres obras al semestre y no me movía de ahí. Me invitaban a fiestas y yo no podía porque tenía ensayos. Por eso me decían, 'Ya Mario. Concéntrate en tu carrera'".

La decisión probó ser la correcta, Mario acabó por recibir una beca gracias a sus actividades con el departamento de difusión cultural y terminó mudándose a la ciudad de México para participar en un reality show de canto. Ahí no fue que inició su carrera...sino hasta un año después, ya que las cámaras habían terminado de grabar y le tocaba realmente empezar de cero.

"Me deprimí unos cuatro-seis meses. Yo no quería que mis papás me pagaran una renta, yo quiero trabajar para vivir", me cuenta. Muchos de los artistas que participan en realities de canto en la televisión tienen la aspiración de grabar un disco, de llenar auditorios, pero la realidad es que si nos ponemos a hacer porcentajes (cosa que no vamos a hacer porque las matemáticas no son mi fuerte), el número de aspirantes a estrella Billboard que realmente lo logra es uno francamente deprimente.

Grabar un disco nunca fue la "tirada" de Mario, a él le interesaba el teatro, el teatro musical. "Cuando salí de mi depresión fui a hacer casting a 'La Bella y La Bestia'. Yo no sabía ni qué cantar. No sabía cómo se manejaba el teatro. Fui y canté una de Fey. Me dijeron, 'Es lo peor que puedes hacer en una audición' y yo, 'Perdóoon, es la única que me sé'", confiesa entre risas.

Después de Fey, Mario no se quedó en 'La Bella y La Bestia', pero esa misma audición sí le abrió las puertas a 'Hoy No Me Puedo Levantar'. Hoy en día el papel de Colate es recordado como el primer gran trabajo de Luis Gerardo Méndez, pero lo que llegamos a obviar es que ese mismo rol también le perteneció a Mario Sepúlveda, y que de hecho, muchos de los que vieron la puesta original, probablemente la vieron con él antes que con "Javi Noble".

Para Mario fue un parteaguas en su carrera. De 'Hoy No Me Puedo Levantar' vino 'Avenida Q', y de ahí 'La Novicia Rebelde'. "¿Es cierto que para 'Avenida Q' fueron entrenados por los marioneteros de 'Plaza Sésamo'?", le pregunto. "Rick Lion vino dos semanas a darnos un curso de puppets. A nosotros nos inyectó ese amor que le teníamos que tener al puppet. De hecho antes de empezar función, agarraba mi puppet y lo abrazaba. Lo amaba. Verlo que estaba así *hace cara de muppet* nomás colgado, inanimado, era como...quiero que viva".

Observarlo platicar sobre la obra es espectacular. Depende del personaje del que está hablando va cambiando la voz, y de vez en cuando también hace cara de muppet. Y juro que no tiene nada que ver con el mezcal.


Con su chamarra de cuero, Mario parece todo un rockstar
 Con su chamarra de cuero, Mario parece todo un rockstar  (Foto: Alan Carranza)

En 'Avenida Q' también participó Hiromi Hayakawa, quien resulta que además de compañera de escenario es su roomie desde antes de que la obra se estrenara (y lo sigue siendo al día de hoy). Son mejores amigos. "Ese departamento debe ser una caja de música", le comento. Y no me equivoco, ambos tienen en su casa un espacio que utilizan como podio para representaciones espontáneas.

Le tengo que sacar el tema, no puedo evitarlo. Cuando primero se hizo el anuncio de que OCESA traería 'Wicked' a México, yo ponía mi pulmón derecho porque Mario Sepúlveda iba a ser elegido como Fyero. "¿Nunca hiciste el casting?", le pregunto. "Todo pasa por algo", es la respuesta.

Mario llegó a las etapas finales en la audición de 'Wicked', pero finalmente Jorge Lau se quedó con el papel; pero apenas le anunciaron que no sería parte del musical, le llegó la llamada que estaba esperando. La de 'Wake Up!'. (¿Wake up call, se vale llamarle?)

La historia de cómo pasó de actor de musicales a protagonista de la primera serie de ficción de E! es una que, como muchas, pone en evidencia el famoso "Todo pasa por algo". Durante su participación en un segundo reality de canto (consecuencia del primero, si somos justos) conoció a Diana Santos. La invitó a participar en unas obras musicales que realizaba en escuelas --donde las niñas le gritaban de todo:"'¡Haaazme un hijo!'", me imita. Diana decidió regresarle el favor y lo recomendó ante Sebastián Mellino, creador de 'Wake Up!'. Meses después estaba viajando a Argentina para estrenarse como Marco...el músico de clóset.

'Wake Up! with no make up' es la primera serie musical de E! creada en coproducción con Coca Cola. La historia nos lleva a Argentina, donde Abril está buscando utilizar la estación de bomberos que dejó su padre como estudio musical (enfrentándos a la negativa de su padrastro que lo quiere convertir en centro comercial). En 'Wake Up!' Mario es el hermanastro. Un arquitecto que poco a poco va descubriendo que lleva a un rockero por dentro. De ahí lo de músico de clóset.

Mario me presume que en la serie le toca cantar 'A Medio Vivir'. "¿Cuál?", "¡A Medio Vivir de Ricky Martin!", me responde. "¿En serio no la conoces?" No la conozco. Tengo que actualizarme en música noventera que no sean las Spice Girls. Mario se pone a cantar para demostrarme que seguramentente sí la he oído antes. Nop...no la he oído. Pero bueno, no es la única que tiene oportunidad de cantar en la serie. También lo vamos a escuchar con 'What a wonderful world' (la cual sí conozco), 'Vamos a portarnos mal' de Calle 13 (la cual medio conozco) y 'Looking for paradise' (la cual nuevamente sorprendo con mi falta de cultura musical porque no...no la conozco).


Mario Sepúlveda es muy amigo de Bianca Marroquín y sólo tiene halagos para ella
 Mario Sepúlveda es muy amigo de Bianca Marroquín y sólo tiene halagos para ella  (Foto: Alan Carranza)

Mal momento para mencionar 'Glee'. Es inevitable. Uno escucha sobre una serie musical en la que los protagonistas cantan covers de canciones ya famosas y de inmediato hace la conjetura. Seguramente el comentario se lo hacen seguido, porque no termino de pronunciar la segunda "e" en "Glee", cuando ya está torciendo los ojos.

"¿La odias?" "No, no la odio", me contesta mientras me platica como franco gleek, pero sabe que si nos ponemos a hablar de Finn y Rachel, perdemos oportunidad de hablar de 'Wake Up!'. Y si tomamos en cuenta que a Mario ni siquiera le gusta 'Friends' (aunque usted no lo crea), mejor cambio el tema. "¿Qué te pareció ver los capítulos ya terminados?"

"Estuve llorando. Estaba con todos, todos lo vimos en el mismo lugar y pasaron el detrás de cámaras antes del primer capítulo. Desde el detrás de cámaras yo ya estaba, 'Buuuuuu'. Nada más llegaban conmigo a pasarme kleenex", acepta riendo. Lo que le pareció tan emotivo fue ver un trabajo realizado con tanta pasión (no sólo por él, pero por la producción entera) finalmente terminado y al aire.

Todavía es muy pronto para saber si luego de que los 13 episodios terminen en E! la serie regresara para una segunda temporada. La moneda fue lanzada al aire, pero con unos cuantos capítulos estrenados, no podemos decir si ha caído en cara o cruz. Por lo pronto Mario sacó de la experiencia el haber vivido seis meses en Argentina al lado de gente que no dudó en abrirle la puerta de su casa, y grandes amigos. El productor Sebastián Mellino se aferró a que Mario no sólo pretendiera que el resto del cast fueran sus amigos, pero realmente los hiciera parte de su círculo cercano. Y así fue.

¿Y qué puede seguir para él en caso de que E! sólo le dure lo que la temporada? "Ahora viene 'Rock of Ages'. Me encantaría estar ahí. No pude ir a audicionar porque era el preestreno de la serie, pero espero que haya otras audiciones...si me están escuchando..."

Ahí sentado abajo de la imagen exagerada de una Vírgen de Guadalupe, en medio de un Pedro Infante y el Santos, con su chamarra de cuero negro, el pelo parado, ojos azules, una sonrisota provocada entre medicinas para la tos, el Tin Tan de Jamaica, la satisfacción de estar donde tiene que estar y quién sabe qué más, y el recuerdo del momento en que me presentó a sus papás, Tom Cruise me viene importando muy poco... asiento y le contesto "Sí... Sí te veo de Stacee Jaxx'.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Scarlet Johansson regresa a la soltería
No te pierdas
×