Pink, de mujer rebelde a madre entregada

La cantante aseguró a la revista People que la llegada de su pequeña Willow le cambió la vida, y que ser madre es lo mejor que le pudo haber pasado.
 La cantante aseguró a la revista People que la llegada de su pequeña Willow le cambió la vida, y que ser madre es lo mejor que le pudo haber pasado.

Hace 12 años, cuando Pink se mudó a Los Ángeles, era muy distinta: "Era una delincuente", así se describe ella misma en entrevista con la revista People.

"Era una persona contestataria, rebelde, ambiciosa, arrogante, una loca a la que le gustaba divertirse mucho", explica.

Pero su vida dio un giro de 180 grados cuando a ella llegó su hija: "No tenemos idea de lo que hicimos antes de tener a Willow (...) Tener un hijo es lo mejor que te puede pasar".

La cantante narra a la misma publicación que no sabía lo que pasaría cuando, después de cuatro años, volviera al estudio de grabación a trabajar en su nuevo álbum "The Truth About Love", el cual saldrá el 18 de septiembre:

"Cada vez que hago un nuevo disco me pregunto si aún puedo cantar o si tengo algo que decir" y, en tono de broma, explica: "Quiero decir, he estado cambiando pañales (...) ¡Ni siquiera sé quién soy!"

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
En exclusiva, Diego Boneta habla sobre la final de "Luis Miguel, la serie"
Te Recomendamos
×