La historia de amor de John F. Kennedy y Jackie

Antes de "Jackie O" y de la inesperada muerte del presidente Kennedy, existió un romance que fascinó al mundo por su glamour.
 Antes de "Jackie O" y de la inesperada muerte del presidente Kennedy, existió un romance que fascinó al mundo por su glamour.  (Foto: AP)

Érase una vez...

John F. Kennedy y Jacqueline Bouvier, mejor conocida como Jackie, se conocieron en una fiesta que organizaron dos de sus amigos, Charles y Martha Buck Bartlett. La cena, muy al estilo preppy que siempre estuvo relacionado con los Kennedy, se llevó a cabo en Georgetown, en Washington D.C.

A partir de este evento, John, quien en el momento estaba en la contienda por un puesto en el senado, y Jackie comenzaron a salir. Dos años después, John pidió patrimonio a Jackie. Lo hizo con un anillo de Van Cleef & Arpels -firma que sigue siendo número uno entre las celebridades- que tenía un diamante de 2.88 quilates y esmeralda de 2.84 quilates.


Los Kennedy se casaron en 1953.
 Los Kennedy se casaron en 1953.  (Foto: AP)

Boda de cuento

El 12 de septiembre de 1953 se casaron, en la iglesia de St. Mary en Rhode Island. Fue una boda de día, con casi 800 invitados y 3 mil personas que los esperaron afuera para celebrar con ellos y poder ver a la novia.

Jackie hizo caso a su mamá, quien eligió a Ann Lowe para diseñar su vestido, que tenía cuello barco, manga corta, ceñido en la parte superior y con una falda amplia. El velo alguna vez perteneció a su abuela, y las joyas fueron perlas que pertenecían a la familia. Jackie sería para siempre relacionada con las perlas como su accesorio característico.

La recepción se llevó a cabo en Hammersmith Farm, donde 1200 de sus amigos y familiares los esperaban. Fruta, pollo y helado en forma de rosas, además de un pastel de cinco pisos, fueron la forma de los novios de tener un evento muy personal, sin pretenciones. Los ubicó como una pareja cien por ciento americana y muy aterrizada.

Los recién casados bailaron su primera canción juntos, "I Married an Angel", interpretada por The Mayer Davis Orchestra. Pasaron la noche en Nueva York, se quedaron en el famoso hotel Waldorf-Astoria y al día siguiente partieron a Acapulco, donde estuvieron dos semanas.

Casa Blanca glamorosa

Comparados con otros presidentes y sus primeras damas, John y Jackie y eran muy jóvenes. La prensa los convirtió en íconos de estilo, en personajes mediáticos al estilo de celebridades, en lugar de parecer más políticos. Los looks de Jackie se convirtieron en los más copiados, y sus famosas perlas, en el accesorios más buscado.

Jackie restauró por completo la Casa Blanca. Mandó traer nuevos cuadros, decoración y muebles. Invitaban a todo tipo de personalidades a su casa: intelectuales, artistas, escritores, celebridades.

Las tragedias de los Kennedy

A pesar de ser una de las familias con mayor reputación en los Estados Unidos, por la cantidad de personajes importantes que de ella han salido, los Kennedy no podrían considerarse gente con demasiada suerte. Una serie de tragedias los han rodeado siempre. La primera hija de Jackie y John nació sin vida, mientras que Patrick, el último, no sobrevivió la infancia. John y Robert murieron víctimas de asesinatos, mientras que John John, hijo único del expresidente, murió con su esposa en un accidente de avión.

Caroline Bouvier Kennedy, nacida en 1957, es la única sobreviviente del clan Kennedy.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Así fue el increíble y divertido doblaje de Gael García para Coco
No te pierdas
×