Las rebeldías de Estefanía de Mónaco

De princesa a cantante hasta recorrer el mundo como parte de un circo, ayer Estefanía de Mónaco cumplió 50 años de extravagancias.
 De princesa a cantante hasta recorrer el mundo como parte de un circo, ayer Estefanía de Mónaco cumplió 50 años de extravagancias.  (Foto: AP)
Estefanía cumplió 50 años este domingo.
 Estefanía cumplió 50 años este domingo.  (Foto: AP)

Si bien el apellido Grimaldi envuelve cierta mística de sinsabores, polémicas y tragedias, la vida de Estefanía ejemplifica una de las más grandes contradicciones de la corona monagesca.

El primero de febrero de hace 50 años nació la hija menor de Rainero III de Mónaco y la actriz Grace Kelly; Stéphanie Marie Isabelle Grimaldi Kelly, mejor conocida como la princesa rebelde.


La princesa también fue diseñadora de trajes de bañp-
 La princesa también fue diseñadora de trajes de bañp-  (Foto: AP)

Y no en vano la menor de los Grimaldi recibió este título pues una serie de tropiezos aunados a su agitada vida amorosa han hecho de su existencia un constante huracán que incluso ha generado grandes distanciamientos entre los miembros de la familia real.

Desde su adolescencia mostró una conducta rebelde; a los 16 años fue expulsada de un colegio en París por "demostrar un comportamiento incompatible con las normas de la institución".

Un año más tarde la princesa se vería envuelta en una de las más grandes desdichas de la familia real, el accidente automovilístico donde su madre Grace Kelly perdiera la vida.

Mucho se especuló sobre aquel incidente incluso muchos medios insinuaron que Estefanía fue la culpable de éste. A diferencia de la vida ‘ejemplar ´de su hermana mayor Carolina, su rechazo al protocolo real y a las obligaciones que su título como Princesa le imponían eran evidentes.

A los 21 años se lanzó como cantante para luego mudarse a Los Ángeles y cinco años después descubrir que esta no era su vocación.

Sus amores con Paul Belmondo, Anthony Delon, Rob Lowe hacían parecer a Estefanía como una joven inestable y generaban gran descontento a Rainero pero en 1990 pareció sentar cabeza cuando anunció su compromiso con Jean Yves Lefur, sólo unos meses después declaró que esperaba un hijo de su guardaespaldas, Daniel Ducruet.


Oficialmente, la princesa sólo duró un año casada con su guardaespaldas.
 Oficialmente, la princesa sólo duró un año casada con su guardaespaldas.  (Foto: AP)

Se dice que esta relación provocó la ruptura de Estefanía con su padre, pero con el tiempo y el nacimiento de Pauline (1994) y Luis (1992), el entonces Príncipe de Mónaco cedió y autorizó su matrimonio con Ducruet.

Pero una infidelidad del esposo de la princesa rebelde terminó con el cuento de hadas y la llevó a los brazos de otro de sus guardaespaldas, Jean Rymond Gottlieb. Así en julio de 1998, Estefanía dio a luz a su tercer bebé, Camila Marie Kelly, quien no fue reconocida como parte la dinastía.

Años más tarde, la excéntrica mujer mostró su inclinación por lo irreverente al establecer una relación con el domador de elefantes Franco Knie con quien viajó de gira alrededor del mundo. Esto no le bastó y un año más tarde se casó con el acróbata portugués 10 años más joven que ella, Adans López Peres.

En los años recientes, Estefanía parece haber sentado cabeza. Suele acompañar a su hermano Alberto en eventos oficiales, como en la presentación de Jacques y Gabriella, sus sobrinos, y no se han conocido más escándalos.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Kate Middleton pidió prestada una joya a la Reina Isabel II
No te pierdas
×