Paulina Rubio y Los Tigres del Norte enloquecen al pueblo Guatemalteco

Pendieron con sus canciones a miles de admiradores que colmaron el Estadio del Ejército de la capital guatemalteca, en un memorable concierto.
 Pendieron con sus canciones a miles de admiradores que colmaron el Estadio del Ejército de la capital guatemalteca, en un memorable concierto.

Los Tigres del Norte y Paulina Rubio prendieron con sus canciones a miles de admiradores que colmaron el Estadio del Ejército de la capital guatemalteca, en un memorable concierto considerado el mejor del año en el país centroamericano.

En una "noche mágica", como la nombró "La Chica Dorada", el célebre grupo de música regional mexicana y su invitada de lujo, Paulina Rubio, cautivaron a los chapines que se dieron cita en el estadio de futbol enclavado en la populosa zona cinco de la ciudad.

Más de 25 mil seguidores de Los Tigres del Norte, instalados en las tribunas y la cancha del inmueble, "animados pese al frío viento que soplaba en la ciudad de Guatemala", esperaron más de tres horas para la presentación de sus ídolos. La sonada presentación de Los Tigres del Norte y Paulina Rubio desquició el tráfico capitalino y alteró desde las primeras horas de la tarde lo que parecía un tranquilo viernes.

Bajo un ensordecedor "¡Tigres, Tigres, Tigres!", los músicos hicieron su aparición enfundados en un vistoso traje de color azul marino, con destellos plateados y en la espalda el nombre de México en un círculo de pedrería con los colores verde, blanco y rojo.

Entre el delirio y una impresionante aclamación del público chapín, Los Tigres del Norte comenzaron su rosario de exitosas canciones con la polémica "La granja", a la que le siguieron "La mesa del rincón" y "Jefe de jefes", coreadas de pie por la concurrencia.

La temperatura y la algarabía subieron de tono cuando al filo de las 23:30 horas (05:30 GMT del sábado), en el centro del enorme y moderno escenario montado para la ocasión especial, hizo su aparición, en todo su esplendor, Paulina Rubio.

"Pau", como la llamó Jorge Hérnandez, líder y vocalista del grupo norteño, lució despampanante con un elegante minivestido de color dorado y con botas de cuero negras que cubrieron sus largas y torneadas piernas.

Paulina Rubio, una de las artistas internacionales que participaron en el disco "Los Tigres del Norte and friends (2011)", hundió de nueva cuenta en el delirio a los guatemaltecos cuando interpretó el antiguo éxito del grupo, "Golpes en el corazón", con el acompañamiento de orquesta.

Luego de cuatro canciones -inéditas al estilo de los Tigres del Norte-, entre ellas "El último adiós" y "Ni rosas, ni juguetes", la "La Chica Dorada" repitió "como un regalo de Navidad para los guatemaltecos" la interpretación de la melodía de moda en las estaciones de radio, "Golpes en el corazón".

Luego de la interpretación de 47 canciones, incluidas las cinco con Paulina Rubio, Los Tigres del Norte cerraron su actuación la madrugada de este sábado (08:30 GMT), entre la quema de cohetones y juegos pirotécnicos, que iluminaron la oscura y fría noche.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
VIDEO: Revelan qué hizo Harvey Weinstein para silenciar a sus víctimas por años
No te pierdas
×