Ofrece &#39Tears for Fears&#39 concierto inolvidable

La banda británica de rock deleitó a sus seguidores mexicanos con un gran concierto.
 La banda británica de rock deleitó a sus seguidores mexicanos con un gran concierto.

La máquina del tiempo del "Coloso de Reforma" se puso en marcha, cuando la noche de este jueves después de 18 años la banda ochentera ‘Tears for Fears' se reencontró con el público mexicano, en un histórico concierto lleno de rock y recuerdos.

Puntuales, a las 20:30 horas, Roland Orzabal y Curt Smith hicieron sonar las primeras notas de "Everybody wants to rule the world", ante un público en su mayoría de entre los 30 y 40 años de edad, que asistió a este recital de la agrupación británica.

Si bien la sala de conciertos no fue abarrotada en su totalidad, el público hizo sentir a la banda que el tiempo no había pasado cuando, de pie, los fans corearon "Secret world" y "Sowing the sedes of love", en medio de los gritos de emoción de muchos que dejaron ver sus influencias "beatlescas".

"Buenas noches, bienvenidos gente guapa de la Ciudad de México", fueron las palabras con las que, en un perfecto español, Orzabal de la Quintana saludó a los presentes. "Estuve aquí hace 18 años; tengo el mismo pelo, la misma guitarra pero no los mismos pantalones", dijo.

Los recuerdos acudieron a la mente de los asistentes cuando llegó a sus oídos "Change", un tema del primer álbum de la banda; acto seguido, el escenario se pintó de estrellas y acompañados de palmas incansables los ídolos musicales interpretaron "Everybody loves a happy ending", "Call me mellow" y "Secret world".

Por su parte, Curt Smith destacó que "México y la audiencia es fantástica", para luego presentar "Mad world", canción que interpretaron en su versión original, seguida de "Memories fade", "Closest thing to heaven" y "Down the river".

Incansables los originarios de Bath, Inglaterra, pusieron a saltar al público con los temas "Badman´s song" y "Break it down again", no sin antes permitir a Orzabal presentar a los músicos que acompañaron a los intérpretes durante toda la travesía.

En medio de la estela de euforia que se sentía al finalizar "Head over hells", la agrupación intento despedirse y salió del escenario, pero los asistentes querían más y no se movieron de sus lugares confiando en que sus ídolos volverían para hacerlos vibrar de nuevo esa noche.

No pasó mucho tiempo cuando los acordes de "Woman in chains" tornaron la atmósfera romántica y se dejó sentir la potencia con "Shout", tema con el que finalizó la velada musical que albergó la noche este jueves el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.

"Hasta luego", se despidió Orzabal, tras casi dos horas en las que junto a Curt llevó a miles de personas a revivir sus épocas de juventud, reenamorando con su entrega a un público mexicano que no olvidará pronto este emotivo reencuentro.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
El video viral más divertido de Melania Trump
No te pierdas
×