Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Juan y Maki una familia de telenovela

A él le molesta que ella se desespere con la computadora; ella odia que él bese a otra mujer en el set. Pero, a siete años de casados, sólo quieren estar juntos el resto de sus vidas.
A él le molesta que ella se desespere con la computadora; ella odia que él bese a otra mujer en el set. Pero, a siete años de casados, sólo quieren estar juntos el resto de sus vidas.
Maki A él le molesta que ella se desespere con la computadora; ella odia que él bese a otra mujer en el set. Pero, a siete años de casados, sólo quieren estar juntos el resto de sus vidas. (Foto: Uriel Santana)
Se casaron cuándo él tenía 37 años y ella, 29; tienen dos hijas, Mía y Azul, y en su casa vive un pastor alemán llamado Gardel.
Se casaron cuándo él tenía 37 años y ella, 29; tienen dos hijas, Mía y Azul, y en su casa vive un pastor alemán llamado Gardel.


Cualquiera pensaría que Juan Soler y Maki, argentinos, se conocieron en su país de origen y llegaron juntos a México en busca de una oportunidad de trabajo como actores. Pero su historia de amor no fue escrita así. La pareja tuvo su primer encuentro en los pasillos de Televisa San Ángel, el 5 de mayo de 2002. Él dice que ella le caía mal, mientras que Maki asegura que Juan reunía todas las características del hombre que no quería para su vida: argentino, actor y, por si fuera poco, mujeriego. Poco tiempo después, Juan se encontró con la mamá de Maki. Se cayeron tan bien que el actor –conocido en su país como jugador de rugby– no perdió la oportunidad de invitarla a su casa a un asado. Casualmente las familias de ambos estaban en México y la reunión fue inevitable. En la comida, Juan estaba acompañado por su novia en turno que, a decir de Magdalena Moguilevsky Hojean, nombre real de Maki, “aquella chica estaba espantosa. Mi mamá me decía: ‘Pero hija, con él tienes que salir, está bárbaro, muy guapo’. Le contesté que no, que Juan no tenía onda conmigo. Él dice que ese día pensó: ‘Esa mujer es para mí’”, recuerda.

Publicidad
Azul ama jugar con los helicópteros de control remoto de su papá.
Azul ama jugar con los helicópteros de control remoto de su papá.


Publicidad

Dos semanas después, Soler buscó a Maki para invitarla a la inauguración del restaurante de un amigo. Ese día, ambos la pasaron muy bien. Él comenzó a ser cariñoso, incluso la tomó de la mano. De inmediato ella le aclaró que no estaba dispuesta a salir “por salir con alguien”, que si quería una aventura, mejor se lo dijera. “Él me contestó que para nada, que estaba encantado conmigo... que yo era la mujer de su vida”, platica ella. Pero Maki no es de las mujeres que “caigan” con un buen piropo. Aun después de aquella declaración, ella todavía tenía sus dudas, las cuales fueron desapareciendo hasta que un día le dio el “sí” y, el 20 de diciembre de 2003, se convirtió en su esposa, en Acapulco.

El inicio de la relación entre Juan Soler Valls Quiroga –su nombre de nacimiento– y Maki se caracterizó por su madurez. El ejemplo más claro es que nunca fue complicado para la actriz de la telenovela El juego de la vida (2001) entender el hecho de que su ahora esposo ya había sido papá. Y es que a los 25 años, mientras vivía en Argentina, Juan tuvo a su primera hija, Valentina. Maki explica que él nunca estuvo casado y que Juan se enteró de que tenía una hija hasta que nació y la reconoció: “Si yo hubiera sabido de su hija y que él no la hubiera reconocido, no me habría casado con él”.

EN LA BÚSQUEDA DE FORMAR UNA FAMILIA El primer nido de amor de la pareja, antes de casarse, fue una cabaña muy romántica que Juan tenía al sur de la ciudad de México. “Él tenía una amiga que se estaba divorciando y me dijo: ‘Le ofrecí tu departamento porque no tiene a dónde ir. Déjaselo y tú te vienes conmigo’. Entonces le contesté: ‘¿De qué me hablas?’ Después, obvio, le dije que sí inmediatamente”, recuerda Maki, quien nos platica más de su relación. ¿En qué momento Juan te pidió matrimonio? Llevábamos cuatro meses viviendo juntos y le dije que me quería casar. Me contestó que no creía en el matrimonio, que cuál era la necesidad de firmar un papel. Yo fui muy clara: le dije que para mí era básico estar casada y tener hijos. En ese momento no me contestó. A los seis meses de novios me dio el anillo en Acapulco, a finales de 2002. ¿Cómo te dio el anillo? Estábamos en un barco y me dijo: “¿Te quieres casar conmigo?”. Le contesté que sí y fuimos a festejar esa noche en el Baby’O. Obviamente nos pusimos una guarapeta de aquellas y salimos a las 6 de la mañana. Juan estaba ahogado. Al salir del antro vi que había una cámara de televisión, me acuerdo que le dije: “No hables porque te están grabando”. No me hizo caso, hasta le dijo al reportero: “Nos vamos a casar. ¡Esto es una primicia!” Cuando pasaron la nota en televisión me di cuenta que por la buena fiesta que agarramos esa noche, la gente pensaría que era mentira. De inmediato le dije a Juan, “mira lo que provocas. Ahora van a pensar que no es verdad”. Horas después fuimos a la costera por unos flotadores. Cuando llegamos al centro comercial y caminé hacia una joyería, él me dijo: “Escoge tu anillo, para que veas que esto sí es cierto”. Obviamente, el que me gustó era el más caro. La boda vino un año después allá mismo, en Acapulco. ¿Planearon ser papás? Sí. Ya lo habíamos buscado desde antes. Incluso se me hacía raro no haberme embarazado. Cuando me casé ya llevaba un año y siete meses viviendo con Juan; así que era algo que deseábamos. El 18 de diciembre de 2004, a las 8:30 am, en el Hospital Ángeles del Pedregal, nació Mía. Al año me volví a embarazar, lamentablemente perdí a ese bebé. Sin embargo, a los dos meses –ya en 2006– me embaracé de Azul. Me la viví embarazada. ¿Te gustaría tener otro bebé? No, ya no puedo tener más hijos porque se me desgarró el útero. Me tuvieron que ligar porque embarazarme en ese estado es medio peligroso para mi salud. Me hubiera gustado tener dos niñas más.

Publicidad
Él: Camisa, Zegna Jeans, Dolce&Gabbana Zapatos, Louis Vuitton Ella: Top, Haute Hippie; Jeans, Burberry Zapatos, Christian Louboutin.
Él: Camisa, Zegna Jeans, Dolce&Gabbana Zapatos, Louis Vuitton Ella: Top, Haute Hippie; Jeans, Burberry Zapatos, Christian Louboutin.


MAMÁ DE TIEMPO COMPLETO

Publicidad

¿Por qué decidiste dejar tu carrera para dedicarte a ser mamá? Yo lo decidí. Se juntaron varios factores, como el hecho de darnos cuenta que realmente no necesitábamos más de lo que teníamos para vivir. Uno puede ser ambicioso, pero nosotros somos muy tranquilos en ese aspecto. Y si hay la opción de disfrutar a los hijos, debemos hacerlo. ¿Cuántos años llevas sin trabajar? Llevo ocho años sin trabajar. ¿Qué tienes ganas de hacer actualmente? Mi papá tiene una empresa de ropa llamada Tango Mango. Cuenta con varias tiendas y una fábrica. Creo que en algún momento trabajaré con él. Siempre me gustó el mundo de la moda. Me siento como pez en el agua. ¿Regresarás a vivir a Argentina? Sí, cuando se pueda, en cuanto Juan termine su contrato con Televisa. (Actualmente es protagonista de la Telenovela Cuando me enamoro, junto con Silvia Navarro). Él termina como en año y medio.

EL HOMBRE DE LA CASA

Por su parte, Juan lleva a sus hijas a la escuela siempre que su agenda lo permite. Le gusta jugar con ellas y con su perro Gardel. Además les enseña a las niñas a usar la computadora con juegos interactivos. Incluso hasta les ayuda a que vistan a sus Barbies. Con una sonrisa en la cara, también nos respondió algunas preguntas. Juan, ¿a qué más juegas con ellas? Ellas me hacen comidita en el family room, así que me encuentras comiendo pasteles hechos de plastilina que cortamos con los moldes. También comemos pulpos aunque ahorita están vetados después de que el pulpo Paul dijo que Argentina no llegaría a la final del Mundial. ¿Qué heredaron las niñas de ti? Azul es mucho más pegada a mí y tiene un carácter más similar al mío: fuerte, sabe exactamente lo que quiere, confronta a la gente. Mía es mucho más parecida a Maki, es como una princesa, madura, le encanta la estética, es más complaciente, chantajista, manipuladora... muy parecida a Maki.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad