Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

Historia familiar de El Sol

Luis Miguel trae sangre italiana y española por sus venas. Su mamá Marcella nació en Massa Carrara y su padre en Cádiz.
Luis Miguel trae sangre italiana y española por sus venas. Su mamá Marcella nació en Massa Carrara y su padre en Cádiz.
Luis Miguel Luis Miguel trae sangre italiana y española por sus venas. Su mamá Marcella nació en Massa Carrara y su padre en Cádiz. (Foto: Tomada del libro Luis mi rey, de Javier León Henera, Ed. ...)

Luis Miguel trae sangre italiana y española por sus venas. Su mamá Marcella nació en Massa Carrara y su padre en Cádiz. Ella, hija de un ex soldado y una joven quien la abandonó al ser muy pequeña. Él, hijo de un electricista y una ama de casa. El destino los juntó lejos de sus países de origen y Argentina fue el lugar en donde empezó su historia de amor. Los Basteri Sergio Basteri era un soldado que poseía una portentosa voz y un físico impresionante. Los conocidos le apodaban “Tarzan” Estando en Alemania, sobrevivió la Segunda Guerra Mundial en 1944 y regresó a su patria: Italia. Vivía en Castagnola di Sopra, un pequeño poblado entre las marinas de Massa y de Carrara. Sus padres (Ida y Ferruccio) habían tenido, además de él, seis hijos: Piero, Carolina, Franco, Renato, Adua y Enzo.

Se trasladó a Verona para hacer el servicio militar, y es ahí en donde conoció a Vanda Tarrozzo, quien estaba en un bar esperando a su amiga Fedora quien era mesera. El flechazo fue inminente. Luego de algunos meses se mudaron a la casa de la familia Basteri, donde nació Marcella, su única hija, el 10 de diciembre de 1946.

Publicidad

La economía italiana iba muy mal, Sergio y su cuñado Gianni Degliatorre (esposo de Carolina) tuvieron que emigrar a Argentina en busca de nuevas oportunidades laborales y dejar a sus mujeres mientras conseguían un buen trabajo. Vanda no se sentía muy cómoda con su familia política así abandonó la casa de los Basteri para irse con Marcella (de seis meses) a vivir con Fedora. Ahí conoció a un camionero napolitano llamado Russo Ciro y huyó con él a Nápoles, dejando a su hija en un orfanato sin permiso de salir hasta que cumpliera los 10 años.

El cantante tiene un impresionante parecido con el italiano Ferruccio Basteri (izq.), su bisabuelo, padre de Sergio y abuelo de Marcella Basteri.
El cantante tiene un impresionante parecido con el italiano Ferruccio Basteri (izq.), su bisabuelo, padre de Sergio y abuelo de Marcella Basteri.


Su abuela Ida, su tía Carolina (que luego se reunió con su esposo en Argentina) y su tía Adua, que fue como su segunda madre solían visitar a la pequeña, hasta que pudo salir del orfanato y Sergio la mandó traer a Sudamérica con él y su nueva mujer: Catalina Mezín.

Entre la niña y su madrastra hubo muy buena química desde un principio. Catalina trabajaba como empleada doméstica y sus patrones la invitaban los veranos a vacacionar en Mar de Plata, así que cuando iba, solía llevar a Marcella.

Marcella y Adua, hermana de Sergio, fueron siempre muy unidas.
Marcella y Adua, hermana de Sergio, fueron siempre muy unidas.


Los Gallego Luisito Rey era el tercer hijo de Rafael Gallego Rey y Matilde Sánchez Repiso. Nació el 28 de junio de 1945 en Cádiz, España, donde se vivía un ambiente de miseria total, luego de salir de una desgastante Guerra Civil.

El matrimonio había tenido tres hijos anteriormente: Rafael, José Manuel y Vicente, pero Rafaelito había muerto a los dos años de edad a causa de una meningitis. En 1950 el padre de familia fue incapacitado por una enfermedad del corazón y los Gallego Sánchez estaban atravesando una situación económica muy difícil. Quien los salvó fue Luisito, con sus dotes artísticas.

A los seis años, el niño, acompañado de su guitarra, dio un concierto en la redacción del Diario de Cádiz. Luego ganó un concurso que organizaba Radio Cádiz en su programa Misión Alegría. Se hacía llamar Luisito Gasán (conjuntando sus apellidos). Comenzó a ganar mucho dinero y la familia se mudó a Madrid para impulsar su carrera.

A los nueve años fue llevado a Argentina por la empresaria Herminia López, pero las cosas no fueron como él esperaba, sufrió de malos tratos y escapó para regresar a España cuando tenía 12 años.

Comenzó su carrera de nuevo en Madrid, pero se exilió a Francia para no entrar en la milicia. Se hacía llamar Luis Miguel en honor a su ídolo, el torero, Luis Miguel Dominguín. Posteriormente, decidió probar de nuevo suerte en Argentina, donde logró alcanzar el éxito, ya como Luisito Rey, gracias a la canción “Frente a una copa de vino”.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad