Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ángeles Mastretta regala Ariel a Giménez Cacho

La escritora considera que el actor fue la figura principal en la realización de la historia en la cinta `Arráncame la Vida´, por la que el mexicano no fue nominado.
jueves 02 abril 2009
La escritora considera que el actor fue la figura principal en la realización de la historia en la cinta `Arráncame la Vida´, por la que el mexicano no fue nominado.
Ángeles Mastretta La escritora considera que el actor fue la figura principal en la realización de la historia en la cinta `Arráncame la Vida´, por la que el mexicano no fue nominado. (Foto: clasos.com)

La escritora Ángeles Mastretta admitió que regaló a Daniel Giménez Cacho el premio Ariel que obtuvo en la categoría de Mejor Guión Adaptado por Arráncame la vida, al considerar que el actor fue la figura principal en la realización de la historia. "Yo creo que él es el hacedor fundamental de la película, porque en sus manos estuvo una parte muy importante de la esencia, creo que la llevó adelante muy bien. Ana (Claudia Talancón) y Daniel hicieron la diferencia", destacó. Relató que tras bambalinas, en el Auditorio Nacional y durante la ceremonia de la 51 entrega, le entregó el galardón a Giménez Cacho tan sólo unos segundos después de recibirlo de manos de la actriz Evangelina Elizondo. "Cuando salí él iba entrando y le dije: "Éste es tuyo Daniel, yo no me lo voy a quedar". Se lo di con todo el entusiasmo, él lo tiene, éste que traigo aquí es el de Roberto Sneider (director del filme)", explicó a la prensa cuando fue fotografiada con la estatuilla. "Le dio mucho gusto y me lo agradeció, se lo quedó, lo cual me agrada. Me preguntó que si cuando llegue la placa también se la iba a dar y le dije: claro", añadió. Mastretta comentó que el gesto se debió también a que, en su opinión, no cree haber participado en la adaptación cinematográfica del guión de su novela escrita en 1985. "En realidad yo trabajé en esta película con todo mi amor y gratis. Roberto Sneider hizo el guión y nos lo regaló a todos, él escogió las escenas de la película, y yo solamente estuve de cerca con mucho cariño, pero no dependió de mí más que el 10 por ciento", sostuvo. Destacó que el hecho de mantenerse inmersa en la filmación, "me cambió la vida, aprendí de él (Sneider) la manera en que se hace cine, me conmovió y me arrebató un año de gran experiencia". En ese renglón analizó que "la literatura es un arte solitario que provoca una enorme inseguridad porque no hay nadie diciéndote que estás haciendo una estupidez, pues uno mismo se lo tiene que decir; mientras que el cine se hace con todo el mundo, con quienes lo construyen, lo ven, lo aplauden o lo rechazan". También subrayó el hecho de que Arráncame la vida no tuviera contrincante en el rubro estipulado por la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC). "No tuvimos rivales, éramos los únicos. Me parece que si una película fue elegida por la Academia para ir a los Oscar, pues tendría que estar nominada al Ariel, que es un premio más importante. Pero cada quien escoge como quiere, no obstante, considero que sí tendría que estar nominada, a mí me sorprende", mencionó. Al preguntarle sobre la posibilidad de que su novela "Mal de amores" (1996) también sea llevada a la pantalla grande, Angeles Mastretta admitió que se tendría que conseguir a unos buenos productores para que la financien, ya que sería muy cara, pues está situada en la época de la Revolución Mexicana. "Creo que es un proyecto muy difícil, no sé si voy a vivir para verlo, pero puede ser que en un tiempo otras generaciones lo hagan muy bien. Ahora trabajo en un asunto de cine para maridos", concluyó.

Tags

Publicidad