Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Salma Hayek acompañaba a Penélope en nominación

Las actrices se encontraban en Los Ángeles cuando vieron juntas las nominaciones al Oscar. Cruz dijo que la mexicana le decía que estaba segura que iba a estar en la terna.
Las actrices se encontraban en Los Ángeles cuando vieron juntas las nominaciones al Oscar. Cruz dijo que la mexicana le decía que estaba segura que iba a estar en la terna.
Salma Hayek y Penélope Cruz Las actrices se encontraban en Los Ángeles cuando vieron juntas las nominaciones al Oscar. Cruz dijo que la mexicana le decía que estaba segura que iba a estar en la terna. (Foto: AP)

Es oficial. Penélope Cruz fue nominada este jueves al Oscar como mejor actriz de reparto por su trabajo en Vicky Cristina Barcelona y sus probabilidades de llevarse la distinción esta vez parecen muy altas, al no figurar en la lista de candidatas la ganadora del Globo de Oro Kate Winslet. Sin embargo, la estrella española asegura no acostumbrar a esperar nada. En entrevista, Cruz relató que estaba con la actriz mexicana Salma Hayek cuando se enteró de la buena nueva. "Estaba con mi amiga Salma y me despertó dos minutos antes del anuncio, que vimos en vivo. Y luego recibí un montón de llamadas de felicitaciones", relató vía telefónica. "(Salma) me decía que lo tenía claro, que iba a pasar. Pero yo en todo momento he intentado no esperar nada, que me pillara por sorpresa". El destino, caprichoso, reservó a la estrella española otra grata sorpresa. De obtener el premio de la Academia recibiría la estatuilla de manos de Javier Bardem, su compañero en la comedia romántica de Woody Allen, a quien corresponde el honor como ganador del Oscar al mejor actor de reparto el año pasado por No Country for Old Men. "Eso no se sabe", acota. "La academia cambia todo el tiempo las reglas. No se sabe todavía lo que va a pasar". Pero Cruz sigue haciendo historia. No sólo es la única intérprete española que ha sido nominada a un Oscar, sino que además lo ha sido dos veces: en el 2007 se midió por el galardón a la mejor actriz por su trabajo en la cinta de Pedro Almodóvar Volver. Este año sus rivales son Amy Adams (Doubt), Viola Davis (Doubt), Taraji P. Henson (The Curious Case of Benjamin Button) y Marisa Tomei (The Wrestler). "Yo creo que uno nunca se acostumbra a estar nominado, siempre es una gran sorpresa y me hace muchísima ilusión porque son los actores que votan por esto y también me hace muchísima ilusión que la primera fuera con Pedro Almodóvar, una persona muy importante en mi vida, y la segunda con Woody Allen, de quien he sido fan desde los 12 ó 13 años", dijo la actriz. "Creo que estoy en una compañía increíble", añadió en referencia a las colegas con las que compite. "He visto todas las películas y me parecen unas actrices maravillosas". Cruz, quien ha recibido los elogios de la crítica con su papel de ex esposa sexy y algo alocada en Vicky Cristina Barcelona, ya ha conquistado en meses recientes los premios del Círculo de Críticos de Nueva York, la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles y la Junta Nacional de Reseñistas de Estados Unidos. Además estuvo postulada a un Globo de Oro, que ganó Winslet por The Reader, y en España compite por el premio Goya a la mejor actriz secundaria, a entregarse el próximo 1 de febrero. ¿Cómo hace para no ilusionarse ante tantos premios y rumores? "Es un trabajo que uno tiene que hacer con uno mismo. ¡Imagínate! Luego esperas que pase y no pasa. Es más sano hacer el trabajo que tengas que hacer en tu cabeza para que te pille por sorpresa". Rodada en la ciudad catalana que le da su nombre y protagonizada además por la estadounidense Scarlett Johansson y la británica Rebecca Hall, Vicky Cristina Barcelona sigue a dos amigas de vacaciones en España que se enamoran de un pintor sin contar con que su ex mujer, con la que tuvo una relación tormentosa, reaparecería en su vida. Bardem no fue nominado en esta ocasión, pero el éxito vuelve a sonreír a esta pareja bien avenida en el cine y según la prensa rosa en lo sentimental también, aunque ninguno de los dos lo haya confirmado oficialmente. Ambos no coincidían en una película desde la célebre Jamón, jamón de Bigas Luna, un drama cargado de erotismo y violencia de 1992, cuando Bardem y Cruz eran unos jóvenes intérpretes prácticamente desconocidos en España. Desde entonces sus carreras siguieron caminos diferentes, hasta volverse a cruzar en la cinta de Allen. Cruz estrechó su colaboración con Pedro Almodóvar apareciendo en "Carne trémula" y "Todo sobre mi madre", además de "Los abrazos rotos", el próximo estreno del director español. Su salto a Hollywood pasó sin pena ni gloria con títulos como "Blow", "All the Pretty Horses" y "Vanilla Sky", una adaptación de la cinta de Alejandro Amenábar "Abre los ojos", que también estelarizó. Y su suerte en Estados Unidos sin duda dio un giro positivo a partir de "Volver", que la reunió con el cine español. Bardem, por su parte, logró el año pasado el primer Oscar para un actor español con su papel de psicópata sin escrúpulos en "No Country for Old Men", de los hermanos Joel y Ethan Coen, y es conocido por interpretar personajes en situaciones extremas que incluyen a un cuadrapléjico luchando por su derecho a morir ("Mar adentro") y un hombre toreando desnudo a la luz de la luna ("Jamón jamón"). En el 2001 compitió por el premio de la Academia a mejor actor por "Antes que anochezca", de Julian Schnabel, en la que encarnó al escritor cubano Reynaldo Arenas. La entrega de los premios Oscar, en su 81a edición, será el domingo 22 de febrero en el Teatro Kodak de Los Angeles y Cruz espera asistir. Conocida por su buen vestir en este tipo de galas, la actriz dijo aún no saber qué se pondrá para la ocasión. "Necesito un poco de tiempo", expresó entre risas.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad