Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Australia recibió el 2009

Más de un millón de personas se reunieron en el puerto de Sydney en una espectacular fiesta.
Más de un millón de personas se reunieron en el puerto de Sydney en una espectacular fiesta.
Fiesta de Año Nuevo en Australia. Más de un millón de personas se reunieron en el puerto de Sydney en una espectacular fiesta. (Foto: AP)

Los australianos comenzaron a festejar 2009 con el famoso espectáculo pirotécnico de Sídney, la llegada del Año Nuevo y el final de un 2008 marcado por una crisis financiera que se extendió por todo el mundo.

Decenas de millares de personas se congregaron en los lugares más codiciados del emblemático Puente del Puerto de Sydney para figurar entre los primeros habitantes de la Tierra que vislumbren el Año Nuevo en medio de un fastuoso espectáculo de pirotecnia. La exhibición principal fue denominada "El tiempo de nuestra vidas" y comprende 20 mil efectos pirotécnicos que serán desplegados desde el puente.

En Japón, que recibirá el Año Nuevo dos horas después que Sydney, las tres mayores compañías de telefonía celular instaron a sus clientes a evitar los llamados o los mensajes de felicitación en las dos primeras horas del 2008 para evitar el congestionamiento del sistema. La fiesta mundial de Año Nuevo fue empañada en algunos lugares de Asia por bombas y explosiones accidentales de petardos. En Tailandia, unas 27 personas fueron heridos por cinco bombas que detonaron presuntos rebeldes musulmanes la madrugada del lunes en un centro turístico en la frontera con Malasia. Tres personas resultaron lesionadas por un incendio que arrasó puestos de venta de fuegos artificiales en las Filipinas. Tailandia, cuatro horas atrás de Sydney, sufrió la explosión de las bombas en un hotel y en la zona de vida nocturna Sungai Kolok, así como en la discoteca de un hotel y en la canastilla de un motocicleta frente a un hotel, dijo el vocero militar, coronel Akara Thiprote. "Sungai Kolok es una localidad turística y la gente estaba allí para celebrar el Año Nuevo. Creo que por eso atacaron en la localidad", añadió Akara. En las Filipinas, tres horas atrás de Sydney, un incendió destruyó nueve comercios en la ciudad de Bocaue, que está al norte de Manila y es considerada la capital de la pirotecnia en el país, dijo el responsable de los bomberos, Absalon Zipagan.

Mientras los rusos, fieles a su tradición de echar la casa por la ventana para recibir el Año Nuevo, celebrarán la llegada de 2009 con 10 días de fiesta, en otros puntos del planeta se preparan también fiestas multitudinarias para darle el último adiós al 2008, un año marcado por las malas noticias, especialmente en lo económico.

Ni las turbulencias financieras ni la caída de los precios del petróleo ni el desplome de las bolsas llevaron a las autoridades rusas a modificar el calendario festivo, que en la práctica cierra el país por vacaciones del 1 al 10 de enero, inclusive. De hecho, las vacaciones de Año Nuevo son los primeros cinco días del primer mes del año, pero gracias a que el día 7, la Navidad Ortodoxa, también es festivo y a la norma legal que establece que las fiestas que caen en sábado o domingo se trasladan al próximo día hábil, los rusos gozan de un "megapuente" de diez días. La prensa no se queda sin vacaciones: algunos de los principales periódicos, como "Kommersant", dejaron de salir a la luz ya el pasado sábado; los demás lo harán entre mañana y pasado, y sólo el 12 de enero los rotativos volverán aparecer en los quioscos. Los hospitales y centros médicos trabajan en régimen de guardia, al igual que los demás servicios básicos. Tradicionalmente, los rusos reciben el Año Nuevo en la intimidad del hogar en torno a una buena mesa, en la que, claro está, no deben faltar ni el vino espumoso -fundamentalmente para el brindis, porque la bebida de batalla sigue siendo el vodka- ni la mundialmente famosa ensaladilla rusa. Las encuestas señalan que este año el 75 de por ciento de los rusos recibirán las doce campanadas que marcarán la llegada de 2009 en sus hogares, casi veinte puntos porcentuales más que el año pasado.

Publicidad

Por su parte, la tradicional fiesta de 'Reveillon' (Año Nuevo) que se realizará la noche del 31 de diciembre en la famosa playa de Copacabana tendrá un 'arsenal' de 24 toneladas de fuegos artificiales y será basada en los 'cuatro elementos' de la naturaleza. De acuerdo a lo informado el miércoles por los organizadores a la prensa, ya se están aprontando las ocho balsas que lanzarán esa noche desde el mar un total de 24 toneladas de fuegos para el espectáculo, al cual se espera lleguen cerca de un millón y medio de personas en esa área.

Se prevé que el show pirotécnico dure unos 20 minutos y estará inspirado en "los cuatro Elementos de la Naturaleza" (aire, tierra, fuego y agua). En las arenas de Copacabana los asistentes podrán asistir antes y después a espectáculos musicales con artistas locales que se presentarán en un escenario de 60 metros de diámetro y siete de altura.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad